REDacción
17 de enero de 2017 / 09:52 p.m.

MONTERREY.- Con un nuevo amparo, el ex gobernador, Rodrigo Medina de la Cruz, pretende evadir la orden de comparecencia que recibió para la audiencia programada para el 25 de enero, en la que la Subprocuraduría Anticorrupción tratará de imputarlo, de nuevo, por peculado y delitos contra el patrimonio del estado, ilícitos de los que fue exonerado en agosto del año pasado, cuando le iniciaron la investigación por el caso Kia.

Trascendió que el lunes en la tarde, la defensa de Medina de la Cruz presentó en los recintos federales el nuevo juicio de garantías en el que piden la protección para no estar obligado a comparecer en la diligencia que señalaron los funcionarios del área de Gestión Judicial del Tribunal Superior de Justicia.

Fue el ex procurador, Javier Flores Saldívar, abogado del ex gobernador, quien promovió el amparo, el cual le recibieron en la oficialía de partes de los juzgados de la federación.

De ahí, será turnado a un juzgado de distrito en materia penal y este martes podría aparecer registrado en las listas de acuerdos de alguno de los recintos.

Aunque, es un nuevo juicio de garantías, podría ser turnado, como los anteriores la juez quinto de distrito en materia penal, porque, hasta el momento, ella es la única juzgadora que conoce el caso, en el que tiene pendientes la resolución de los amparos que el mismo ex gobernador y cuatro de sus ex colaboradores presentaron el año pasado por supuestos desvíos con los que favorecieron a la empresa coreana.

Con este trámite, Medina de la Cruz podría evadir su presentación en la nueva audiencia, pero no en la que se programó para el 26 de enero para el cierre de investigación que tiene pendiente en la carpeta judicial que enfrenta por ejercicio indebido de funciones.

En esa diligencia también deben de comparecer sus ex colaboradores, Rolando Zubirán Robert, ex Secretario de Desarrollo Económico; la Sub secretaria de Inversión Extranjera, Celina Villarreal Cárdena y el ex tesorero, Rodolfo Gómez Acosta.