28 de abril de 2014 / 04:08 p.m.

Monterrey.- Durante la misa realizada por la Arquidiócesis de Monterrey, la alcaldesa de Monterrey Margarita Arellanes Cervantes y el Gobernador Rodrigo Medina se dieron el saludo de La Paz, a pesar de que hace unos días los funcionarios  entraran en una serie de contradicciones tras una reunión privada entre por ambos.

Finalizada la ceremonia religiosa Arellanes Cervantes mencionó que durante el evento cruzó algunas palabras con el funcionario estatal, pero no le pidió agendar la audiencia que había solicitado anteriormente.

La edil regia señaló su gobierno tiene la actitud de armonía, dialogo, construcción y colaboración por el bien de Nuevo León. 

Indicó que el mensaje que espera la Arquidiócesis de Monterrey y la ciudadanía en general es la cordialidad de los gobiernos y unión por el bien del estado.

Hace unos días Margarita Arellanes comentó que si coincidía con Medina de la Cruz durante la misa en el lecho del río Santa Catarina, darían el saludo de paz al gobernador.

Denisse Mesta