4 de abril de 2014 / 04:13 p.m.

La madre del menor de nueve años de edad, denunció el caso de bullying que sufrió su hijo durante clases en una escuela de Guadalupe.

Guadalupe.- Una madre de familia denunció que su hijo fue brutalmente golpeado en el salón de clases de la primaria donde estudia, por cinco compañeritos que le hicieron el clásico bullying mientras la maestra no estaba y casi le sacan el ojo izquierdo.

Se trata del pequeño Christian Adrián Gutiérrez Cruz, de nueve años de edad, estudiante del tercero "A"en la escuela "Profesor Serafín Peña", del Fraccionamiento Las Villas, en el municipio de Guadalupe.

Los hechos ocurrieron el pasado miércoles por la mañana, cuando la profesora Yolanda Tovar se fue a una junta pero les dejó instrucciones que no se levantaran de su banco pero nadie le hizo caso.

Fue cuando Christian recibió la agresión que al parecer inició como un juego.

"(La maestra) estaba en junta cuando me paré a hablar con un amigo, fue cuando los demás niños me pegaron, me tiraron al suelo y uno de ellos me golpeó con un legajo como de plástico", expresó el menor.

Acusó a sus compañeritos Francisco, Pepito, José, Ángel y Jared, de ser quienes le pegaron además de rasguñarlo, aunque aseguró desconocer el motivo.

Cuando le sangró el párpado de inmediato fue a la dirección y la maestra le dijo que ella no iba a hacer nada.

"Me dijo que no iba a hacer nada porque ella ya nos había dicho que no nos paráramos", mencionó el menor.

La señora Nieves fue avisada por teléfono de lo sucedido.

"Yo estaba en el trabajo cuando me hablaron que había tenido el niño un accidente, pero que no era nada grave, que no me preocupara, pero al verlo me indigné mucho", indicó.

Pero al pedir hablar con los padres de los niños, aseguró que el director le negó tal petición.

"No me dejó hablar con los papás, yo quiero que se haga justicia", apuntó.

Por su parte, sin querer dar entrevista pero aportando datos, el director Víctor Manuel Valtierra abrió las puertas de la escuela para decir que el pequeño tiene mala conducta, con un expediente no muy limpio.

Mostró los recados que enviaba a la madre del niño para que acudiera al plantel o pusiera más atención en el alumno, pero ninguno firmó de enterada.

Iram Oviedo