7 de enero de 2014 / 11:33 p.m.

Monterrey.- Con las bajas temperaturas muchos menores de edad se quedan en casa, pero en el interior pueden ser víctimas de algún accidente.

Tan sólo en el último trimestre de 2013, la Cruz Roja Mexicana brindó 57 atenciones exclusivamente por caídas y quemaduras, mientras que la Cruz Verde atendió a 21, dando un total de 78 casos.

Los lugares más peligrosos son el baño y la cocina, explicó el coordinador local de socorros de la Cruz Roja, David Alonso de la Parra.

Es por ello que emitió una serie de recomendaciones a la comunidad.

"La cocina siempre es un riesgo para todo lo que son los menores de edad, desde que son clavijas de luz, desde que son directamente la estufa también, muchos tenemos la forma de manipular los sartenes con los mangos hacia afuera que es donde es más fácil agarrar, pero si pasa el menor corriendo o jugando es cuando se suscitan quemaduras al caer agua hirviendo", expresó.

"Recomendamos que todo sartén sea manipulado hacia adentro lo que es la estufa para que no pueda tener contacto directo los pequeños, porque al caerles el agua hirviendo  pueden sufrir quemaduras desde cráneo y todo el cuerpo", dijo.

También recomendó a los padres de familia no descuidar a los menores, incluso a los bebés, pues deben de estar alertas sobre todo luego de comer para que erupte de manera adecuada y no sobre excederlos con cobijas a la hora de dormir.

"Entre más haya vigilancia, mas supervisión por parte de los padres de familia, mucho menos accidentes se van a evitar", aseguró De la Parra.

Recomendó a la población que usan los calentadores de luz o gas, que dejen abierta una ventana en un espacio de 10 centímetros y no dejarlos las 24 horas conectados.

Mientras que las atenciones por caídas de menores, en el último trimestre del año pasado se dieron en su mayoría en jóvenes de 15 y 16 años de edad.

MARILÚ OVIEDO