Israel Santacruz  
10 de mayo de 2014 / 02:28 a.m.

Personas de todas las edades acuden a cenar y a convivir a este mercado rodante para deleitarse el paladar o pasar un momento agradable.  

Monterrey.- Hace un año esta plaza abarrotada se encontraba sin gente, sin luz.

 

Hoy, el Mercado de la Luz, ha traído la vida y esparcimiento al sector. Y es que desde hace un año, en este punto se comenzó con la instalación de puestos donde se comercializan productos nada comunes.

 

Otros son perfectos para este 10 de mayo, día de las madres, y completamente originales.

 

Angel Tovalin, uno de los organizadores, señala que el crecimiento se disparó en estos 12 meses.

 

Incluso, esto ha provocado que haya lista de espera en los comerciantes, lo que refleja que este tipo de espacios pueden replicarse.