AGUSTÍN MARTÍNEZ
8 de octubre de 2015 / 08:29 p.m.

Monterrey.- El pasado miércoles, la menor Diana Leticia Rodríguez Torres escribió un post en el Facebook de Multimedios, en el que negó haber sido seducida y raptada por su supuesto novio, su entrenador de judo, 18 años mayor que ella.

Sin embargo, para la señora Yanira Torres Tovar, su hija está siendo malaconsejada y manipulada por el hombre, de nombre Edgar Alan Gámez Villarreal, de 34 años.

El ama de casa tiene dos grandes deseos: Que su hija regrese al hogar, pues la familia la espera y está preocupada; y que Gámez Villareal sea capturado y recaiga sobre él todo el peso de la autoridad.

Hasta el momento su búsqueda sigue, aun y cuando la adolescente ya le envió dos mensajes de texto, pero no le consta que ella se encuentre en buenas condiciones.

Los padres de la deportista, quien es campeona nacional, ya viajaron al municipio de San Juan de Sabinas, Coahuila, pero no encontraron a Diana.

Hasta el momento no han obtenido el apoyo que ellos quisieran por parte del Ministerio Público, instancia que cuenta con la respectiva denuncia.

Por tal motivo la señora Yanira Torres y su esposo Juan Joel Rodríguez se entrevistaron personalmente la tarde del jueves con el nuevo procurador de Justicia de Nuevo León, Roberto Flores Treviño.

El ama casa contradijo las afirmaciones que supuestamente Diana Leticia publicó en Facebook, en el sentido de que este caso es un asunto personal y familiar, y que no debió hacerse público.

Yanira señala que se trata de un rapto en perjuicio de una menor de edad, en el que el presunto responsable se valió de su experiencia para engañar y conseguir su objetivo.

Esto encuadra en una conducta delictiva, dijo, y el entrenador de judo debe enfrentar a la justicia, y afrontar las consecuencias que le acarree su acción.

La escobedence Diana Leticia Rodríguez es ampliamente conocida por su talento en el judo, disciplina en la que ha sido campeona nacional.
Ella entrenaba cuatro horas diarias, de lunes a sábado, bajo las órdenes de Edgar Gámez Villarreal.

Ambos deportistas desaparecieron el 26 de agosto pasado, y la familia de la adolescente presentó la denuncia.