MARCELA PERALES
22 de mayo de 2017 / 07:44 a.m.

Conforme a la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, la víctima de violación fue grabada bajo la autorización de sus padres o tutores y por voluntad propia. Su identidad tampoco es revelada.

ESPECIAL.-
Alicia tiene 14 años y fue violada por quien decía ser el mejor amigo de su madre. Aunque la cuidaba desde que nació, abusó de ella cuando se convirtió en adolescente.

"Íbamos a ir al mercado y en eso me dijo que su mariconera se le había olvidado, me dijo que si íbamos a su casa por ella, me dijo tu sube en lo que yo recojo unas cosas y en eso yo subí", declaró la menor.

"Donde yo estaba buscando fue cuando él me agarró por atrás y me agarró por la fuerza, me tiró a la cama y se subió arriba de mi".

Su madre, Martha, es soltera desde que su hija nació y se apoyó siempre en su amigo de la primaria Rubén, de quien nunca sospechó de sus intenciones, pues hasta hace unos meses, él preparaba el regalo de quince años de Alicia.

"Lo conozco desde que yo tenía 14 años (…) Siempre nos poníamos a ver una película hasta los dos tres de la mañana aquí sentados con palomitas, a veces en su casa, tiene una mesa de billar, almohadazos, luchitas", aseguró la madre quien creía que el hombre la ayudaba de buena manera.

Desde hace tres años, México mantiene el primer lugar en el mundo en cuanto a abuso sexual infantil, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que señala que en el país hay más de 4 millones de infantes víctimas.

En los últimos seis años, en Nuevo León, el delito de violación se ha incrementado en un 110 por ciento con un total de 3 mil 666 denuncias y el de estupro en un 71 por ciento con mil 132 casos.
Este último consiste en la voluntad de la adolescente de mantener relaciones sexuales con un adulto, aunque desconoce que es a través de engaños y seducción.

El abogado, Gerardo Montes, hablo para Telediario sobre la terminología en los casos de abuso a menores.

“El violador como su nombre lo dice, es una violencia, puede ser física o moral la violencia, puede ser una amenaza directa o indirecta a un pariente de la víctima.

En el caso de estupro, es una falsa promesa, un regalo, puede ser una promesa de un viaje, el cumplimiento para fijar una fecha para el matrimonio, pero todo va encaminado en tener una relación sexual y al final no se cumplen esas promesas”, aseguró Montes.

Ludivina Lozano Leal, miembro de VICCALI A.C., declaró que para los menores es muy difícil decir que no a una persona mayor.
“Cuando empezaron a salir con ella, un helado, una fiestecita, un todo, pero eso no quiere decir que ellas quieran tener relaciones sexuales en algún momento dado", aseguró.

Esto sucedió con el agresor de Alicia, quien a la fecha no logra entender como todos esos engaños la llevaron a vivir el peor capítulo de su vida.

"Para mí era como un papá porque me trataba bien", declaró Alicia.