27 de abril de 2014 / 09:50 p.m.

Monterrey.- Que pasaran cinco años de la muerte de un Papa y al menos el reconocimiento de dos milagros era el requisito de la Iglesia para comenzar el proceso de canonización, esta ocasión las reglas cambiaron.

Angelo Roncalli "El Papa Bueno" se le atribuyen dos milagros, pero solo uno fue reconocido. Para el Papa Francisco fue más que suficiente este milagro, ordenando su canonización y acabando con la regla que exigia más de dos  intercesion divinas.

Los milagros reconocidos del "Papa viajero" son dos. La Congregación para la Causa de los Santos, estudió los casos, definiendo los milagros, y con esto dio paso a la canonización.

Juan Pablo II beatifico a Juan XXIII, Benedicto XVI a Juan Pablo II, y fue el Papa Francisco quien los nombró San Juan Pablo II y San Juan XVIII

Con información de Myrna Salas