4 de agosto de 2014 / 03:38 p.m.

Tampico.- Los elementos de la Policía Ministerial dejaron de tarea a la Policía Federal Investigadora 6 mil 171 casos sin resolver, es decir el 30 por ciento de los ilícitos que se cometieron de enero a mayo de este año. La Procuraduría General de Justicia tenía 549 elementos destacados en todo el estado para investigar un total 17 mil 826 delitos, que según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública se cometieron en cinco meses.De acuerdo a las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en Tamaulipas se cometieron 17 mil 826 delitos del fuero común de enero a mayo. En total fueron 7 mil 408 robos, mil 967 lesiones, 580 homicidios, mil 280 delitos patrimoniales, 108 secuestros, 207 violaciones y 6 mil 338 ilícitos divididos entre amenazas, estupro y otros delitos sexuales.Todos los delitos debieron ser investigados por 549 elementos de la Policía Ministerial, que la Procuraduría General de Justicia tenía destacados en los 43 municipios del Estado.

De acuerdo a una solicitud de información respondida por la Procuraduría General de Justicia en Tamaulipas, al ser separados de sus funciones, el primero de junio, los ministeriales dejaron pendientes 6 mil 171, es decir un 30 por ciento de las denuncias que se presentaron, mismas que ahora deberán ser concluidas por la Policía Federal Investigadora.En promedio los elementos de la Policía Ministerial debían resolver 32 investigaciones cada uno, en cinco meses, es decir seis cada mes, además de cumplir con las otras 16 funciones que les asigna la Ley Orgánica del Ministerio Público del Estado.De acuerdo a la Ley Orgánica del Ministerio Público del Estado de Tamaulipas, la Policía Ministerial debe auxiliar al Ministerio Público en la investigación y persecución de los delitos, bajo su autoridad y mando inmediato y realizar la investigación para el esclarecimiento de hechos presuntivos de delito.También debe coadyuvar con el Ministerio Público para la obtención de pruebas que acrediten el cuerpo del delito y la probable responsabilidad del indiciado, así como auxiliar al Ministerio Público en el aseguramiento y conservación de los instrumentos, huellas, objetos, vestigios, productos y demás bienes relacionados con el hecho delictuoso.

También tiene que programar la investigación de acuerdo con la instrucción del Ministerio Público, puntualizando y calendarizando las diligencias ministeriales que se desprendan de la denuncia, querella o medios de prueba y ejecutar las medidas ordenadas por el Ministerio Público, para la preservación del lugar de los hechos, búsqueda, ubicación y presentación de testigos. Dentro de sus funciones también se encuentra ejecutar la orden de presentación, detención, comparecencia, orden de aprehensión o reaprehensión y arrestos, dictada por el Ministerio Público o la autoridad judicial y llevar su registro.Así como turnar a disposición del Ministerio Público a la persona detenida en caso de flagrante delito o de urgencia y recibir instrucciones del Ministerio Público sobre los elementos o indicios que deban ser investigados o recabados, también como las acciones y líneas de investigación para acreditar el cuerpo del delito y la probable responsabilidad del indiciado.De igual forma debe otorgar facilidades para que el Ministerio Público acuda diariamente a las celdas policíacas y demás centros de detención, con la finalidad de hacer cesar cualquier violación a los derechos humanos de la persona detenida o arrestada, además de otras seis funciones.El delegado en la zona sur de la Procuraduría General de Justicia, Orlando Aguilar Márquez, explicó que la llegada de los elementos de la Policía Federal Investigadora empieza a rendir frutos, aunque no especificó el número investigaciones que hasta la fecha han logrado concluir.

FOTO: EspecialMILENIO DIGITAL/ ANAHY MEZA