MILENIO DIGITAL 
13 de marzo de 2017 / 07:48 a.m.

MÉXICO.- Los ministros Jorge Mario Pardo y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena propondrán amparar a nueve presuntos zetas detenidos en 2009 y 2010, en Apodaca, Nuevo León, y en Pachuca, Hidalgo, respectivamente, porque alegaron que fueron torturados.

El próximo 15 de marzo, en la la Suprema Corte, Pardo someterá a discusión tres proyectos de sentencia por el caso Apodaca, mientras que Gutiérrez presentará el propio por el de Pachuca.

Si se conceden los amparos, solo tendrán efecto para que se reponga el procedimiento y se tomen en cuenta las declaraciones de los inculpados y se investiguen, aplicándoles el Protocolo de Estambul. Si se comprueba que sí fueron torturados, los jueces deberán resolver qué declaraciones tienen validez en el juicio.

Uno de estos casos es el de Alejandro Guerra, El Teacher, presunto líder zeta en Apodaca, y cuya captura en 2010 derivó en narcobloqueos en respuesta por su detención por parte de la Secretaría de Marina.

Junto con El Teacher, cinco supuestos integrantes de su organización criminal, cuatro de ellos ex policías municipales que pretendieron rescatarlo, también pueden recibir dicho beneficio.

Además de ellos, cuatro policías municipales de Hidalgo, detenidos en 2009 e identificados como miembros de Los Zetas, también alegaron tortura.

El 21 de noviembre de 2010, El Teacher y Pedro Cruz fueron detenidos por la Marina; de acuerdo con la investigación, Guerra era el encargado de conseguir el armamento para Los Zetas y del traslado de droga.

Cuando eran trasladados a la base naval, los marinos fueron detenidos por un bloqueo de tres patrullas municipales de Apodaca; el personal castrense se entrevistó con los policías a quienes preguntaron el motivo del retén.

En uno de los radios de una de las patrullas, los marinos escucharon que a los municipales les estaban pidiendo que reportaran “si habían llegado para apoyar a El Teacher, los policías Ricardo Mendoza, Víctor Manuel Arteaga, Nicolás Yado y Martín Ramírez, al verse descubiertos trataron de huir, pero fueron detenidos.

En el proyecto de sentencia el ministro Pardo señala que tanto un juzgado y un tribunal no tomaron en cuenta la declaración preparatoria de El Teacher, quien alegó tortura, al igual que los otros imputados.

En el caso Pachuca, Guillermo Lugo, Julio Palmillas y Jesús de la Cruz, fueron detenidos en 2009, acusados de brindar protección a Los Zetas, luego de que un testigo protegido con nombre clave Caleb señaló a más de 100 agentes de formar parte del grupo criminal.

El ministro Ortiz Mena propondrá revocar la sentencia dictada y dar un amparo para efectos contra los tres ex uniformados, quienes se retractaron de su declaración y dijeron que se autoincriminaron.