AGUSTÍN MARTÍNEZ
7 de septiembre de 2017 / 09:13 p.m.

MONTERREY.- La historia de amor entre Rafael y Paloma y terminó mucho antes de lo planeado, de hecho cuando apenas comenzaba a escribirse.

El muchacho había llegado, hacía algunos años, de su natal Orizaba, Veracruz, por cuestiones de trabajo, y aquí conoció a la joven, de quien se enamoró y se hizo novio.

Ninguno de los dos imaginó nunca que su historia culminaría en forma repentina y por demás trágica, cuando él cayó por una escalinata de más de 50 metros, en la cortina de la presa Rompepicos, en Santa Catarina.

En su perfil de redes sociales, Paloma González Candia, de 19 años, publicó la última foto de ambos, captada con su teléfono celular apenas unos momentos antes de la tragedia.

Ella era novia de Rafael López Contreras desde diciembre de 2015, meses después de que se conocieron por meras coincidencias del destino.

El joven de 29 años era empleado en una compañía fabricante de calzado industrial. Meses después de iniciar la relación sentimental tuvo que irse a Tijuana, pero regresó para seguir feliz al lado de Paloma.

Amigos de Rafa lo describieron como una persona que siempre tenía una sonrisa para todos y, más que eso, que estaba siempre dispuesto a ayudar a quien lo requiriera.

Los restos de López Contreras, quien habitaba en una casa de asistencia en el centro de Monterrey, no habían sido reclamados hasta la tarde-noche del jueves.

HISTORIA ROMPEPICOS

Lo anterior en virtud de que sus familiares directos viajaron desde Orizaba, con la documentación correspondiente, para solicitar el traslado hacia el estado de Veracruz.

Por el momento el Ministerio Público sigue investigando los hechos, y hasta ahora no se han encontrado indicios que hagan suponer la comisión de un hecho delictivo.

López Contreras perdió la vida la tarde del miércoles, luego de caer por una escalera de más de 50 metros de altura, en la cortina de la presa Rompepicos, en Santa Catarina.

El incidente ocurrió momentos antes de las 18:00 horas en el referido
lugar, que se localiza a unos 10 kilómetros del acceso al parque ecológico La Huasteca.

HISTORIA ROMPEPICOS

En el transcurso de la tarde el veracruzano había pasado por su novia a su centro de trabajo, y se dirigieron al sitio recreativo.
Mientras platicaban, declaró la pasante de Enfermería, decidieron subir al elevado muro que se encuentra en el cañón.

Al terminar de ascender a través de los escalones, refirió, Rafael comenzó a sentirse mal y a marearse. De pronto perdió el equilibrio y cayó por las escaleras, hasta quedar sin vida al llegar al nivel del suelo.

La joven bajó de inmediato y les pidió ayuda a unas personas que pasaban en un vehículo, y ellas reportaron los hechos en la entrada de La Huasteca.


pjt