agustín martínez
15 de agosto de 2015 / 07:24 p.m.

Monterrey.- Funcionarios del municipio de San Pedro encabezados por el alcalde Ugo Ruiz, montaron una guardia de honor en los funerales del oficial de Tránsito Anuar Sebastián Martínez Zelaya, quien fue asesinado la tarde del viernes en Santa Catarina.

El edil y sus principales colaboradores, entre ellos el Secretario de Seguridad y Vialidad, Marcial Herrera, permanecieron en las capillas alrededor de media hora.

Trascendió que al dialogar con los deudos les externaron su solidaridad y apoyo, además de que estarán al pendiente del bienestar de la familia afectada.

Ruiz Cortés no hizo comentarios ante los medios de comunicación que se dieron cita en la funeraria Valle de la Paz, ubicada en el lado poniente de la avenida Alfonso Reyes, en San Pedro.

El alcalde arribó a las 13:30 horas en compañía de Marcial Herrera. De inmediato se dirigió hacia los familiares del oficial caído, para externarles sus condolencias.

Durante varios minutos los funcionarios hicieron guardias en grupos de cuatro personas, y entre ellos estuvieron además el director de C-4 de San Pedro, Pedro Vallarta, algunos secretarios, síndicos y regidores.

Al filo de las 14:00 Ugo Ruiz se retiró, sin hacer ningún comentario ante los reporteros que esperaron afuera.

Trascendió que los funerales de Martínez Zelaya se llevarían a cabo en el transcurso del sábado hasta las 22:30 horas, para reanudarlos con una misa en las propias capillas a las 10:00 de la mañana del domingo.

Posterior a la celebración eucarística se realizaría el sepelio, pero no se especificó en qué panteón.

El oficial de Tránsito de San Pedro tenía 24 años, y poco menos de uno en la corporación. Era hijo del director de la Policía Municipal sampetrina, Margarito Martínez.

Elementos policiacos cuestionados fuera de entrevista manifestaron sentirse tristes por lo ocurrido, pues calificaron a padre e hijo como personas íntegras y honestas.

Margarito Martínez es considerado un policía “de la vieja guardia”, que gracias a su desempeñó logró ascender en el escalafón de la corporación.

El joven asesinado dejó en la orfandad a dos pequeños, y acababa de salir de su trabajo cuando fue atacado por desconocidos.

El incidente en el que Anuar Sebastián murió ocurrió alrededor de las 17:00 horas del viernes en la lateral al oriente de la avenida Díaz Ordaz, a la altura de Movimiento Obrero, frente a una zona comercial de Santa Catarina.

Circulaba en una camioneta Ford Lobo tipo doble cabina, de modelo no reciente, cuando fue atacado por uno de dos sujetos que se desplazaban en un taxi Nissan Tsuru.