FRANCISCO ZUÑIGA 
26 de diciembre de 2016 / 08:35 p.m.

MONTERREY.- En Monterrey se respetan los permisos que fueron expedidos por otras administraciones, pero se están revisando en qué circunstancias se otorgaron, y por lo pronto no permitirán que nadie se instale irregularmente.

De hecho, en este diciembre, se han hecho 600 decomisos.

El próximo año se reforzará el número de inspectores para vigilar y revisar todos los casos, pues no se tiene contemplado dar más permisos, dijo el secretario del Ayuntamiento, Genaro García de la Garza.

Los operativos serán permanentes para retirar a quien no tenga permiso, pero se respetaran los que ya existen.