23 de septiembre de 2014 / 11:31 p.m.

Monterrey.- La alcaldesa de Monterrey pidió que la colonia Valle de San Ángel sea declarada como zona de desastre tras realizar un recorrido por la zona y revelar que cerca de 300 familias resultaron afectadas por las recientes lluvias.

Margarita Arellanes llegó la mañana de este martes al citado barrio donde fue recibida por los vecinos que reclamaban apoyo para recuperar parte de su patrimonio como son salas, comedores, refrigeradores, estufas, computadoras, entre otros enseres que se estropearon con la lluvia.

El sector incluye otras colonias como Salvador Allende, 23 de Marzo, Unidad Pedreras y la colonia La Amistad, entre otros barrios.

Con la declaratoria de emergencia, que se presentó ante el Gobierno estatal y federal, los beneficios para los afectados consisten en que se active un fondo revolvente federal –que no tiene tope en cuantificación- que se destina a la contingencia, es decir, la labor de desazolve, fumigación y descacharrización, y posteriormente que el municipio obtenga recursos para resarcir los daños ocasionados, pero también labores de remediación.

"Lo estamos solicitando, primero que nada es una declaratoria de emergencia para poder resarcir los daños que existen actualmente. Estamos recorriendo la Villas de San Ángel desde el día de ayer, como también lo que es Unidad Pedreras, La Amistad, Salvador Allende, Fomerrey 1, la 23 de Marzo, en fin, desde temprana hora del día de ayer estamos con Protección Civil, primero que nada garantizando la integridad de las familias, de las personas, ya que muchas de estas familias se vieron atrapadas por la corriente de agua que bajaba de una manera que no se había visto en este sector.

"Una vez que ya tuvimos esta atención por parte de Protección Civil y por parte también del Ejército, hemos estado realizando la limpieza y desazolve, primero que nada de las avenidas y calles principales y ahora dentro de las casas, de las viviendas estamos realizando un censo, una encuesta para verificar cuáles son los daños y afectaciones que tienen estas familias. Hacemos un cálculo aproximado de 300 familias que se han visto afectadas, principalmente no tanto en daños estructurales de sus viviendas, pero sí al momento de sufrir inundaciones al interior de las mismas, su ropa, artículos, enseres y muebles se han visto dañados", comentó.

Expresó que además verifican la zona sur de Monterrey, en el área de los Cristales, donde también se reportan daños en vivienda y en infraestructura vial.

Durante el recorrido, Arellanes fue acompañada por 150 trabajadores de la Secretaría de Servicios Públicos y de elementos de Protección Civil.

El personal recogió 30 toneladas de basura, que representa un factor importante para generar la inundación.

REUBICARÁN VIVIENDAS

La munícipe comentó que durante el recorrido en Valle de San Ángel observaron que hay algunas viviendas que fueron construidas sobre cañadas, y que definitivamente tendrán que ser eliminadas de esa zona y las familias reubicadas.

"Lo que se está revisando y esto es con la Secretaría de Desarrollo Urbano, se está haciendo un estudio de mecánica de suelo para ver cuáles tendrían que ser reubicadas", explicó.

FOTO: Raúl Palacios

RICARDO ALANÍS