20 de julio de 2014 / 01:10 p.m.

Monterrey.- Cuando una persona muere, deja en sus seres queridos y amigos un sentimiento de pesar y ausencia. Pero en tiempos de redes sociales y de comunicación instantánea, morir no significa dejar de existir.

Cientos o miles de páginas o cuentas, ya sea de Facebook o Twitter, siguen activas en el mundo aún y cuando sus creadores hayan dejado de existir. Se mantienen gracias al interés de familiares o amigos por tenerlos cerca, de recordarlos.

"Los datos indican que día a día mueren tres personas usuarias de Facebook", indica Manuel Yarto Wong, catedrático de la Universidad Regiomontana.

¿Por qué seguimos escribiendo en el muro de una persona, cuando tiene meses o años de haber dejado de existir? La terapeuta y tanatóloga Izadora Hernández Degollado recuerda que la pérdida física no significa que dejemos de pensar en ellas, y lo que sucede en redes sociales es sólo una manera de expresarlo.  

"MORIR" EN FACEBOOK

Hoy es fácil enterarse de la muerte de un amigo o personaje relevante a través de las redes sociales.

Un caso cercano y que circuló de inmediato por este medio sucedió la semana pasada con el fallecimiento de la escritora Dulce María González.

Por otra parte hay cuentas en esta plataforma de comunicación activas aún y cuando sus creadores originales ya han fallecido.

Casos en la ciudad son el del promotor Rodolfo Garza o del pianista Eric Steinman, las cuales siguen activas a pesar de su muerte.

Facebook da un plazo de hasta un año de inactividad antes de cerrar la cuenta. Sin embargo esta plataforma ofrece diversas opciones a los usuarios, una de ellas es la denominada If I Die que permite dejar heredada la clave de ingreso hasta a tres personas que se registren.

En Twitter, por su parte, se tiene la posibilidad de reportar a una persona como fallecida para que el administrador cierre la cuenta.

Sin embargo morir y dejar en el limbo la información de redes sociales ya no es un caso menor o que deba tomarse a la ligera.

“¿Si tú mueres le vas a heredar a alguien tu página de Facebook? Esto empieza a surgir, lo estamos viendo en personas que han reunido tres mil personas y no podemos negar que esto es un capital social. Hoy hay abogados que se especializan en cómo tratar con la herencia de una red social”, explica Yarto, especialista en humanismo y ciencias de la comunicación.

Hoy el tema principal es como un usuario se hace responsable de los datos que sube a su cuenta personal, y qué decidirá sobre ellos cuando muera o ya no pueda hacerse cargo de ella.

 TENERLOS PRESENTES

El proceso de duelo cuando un familiar cercano fallece pasa por diversas fases, que van desde la negación y la ira hasta la depresión o aceptación.

Claro que depende mucho de las circunstancias del hecho. No es lo mismo una muerte tras una prolongada enfermedad que cuando ocurre a raíz de un hecho violento, como el secuestro por ejemplo.

En opinión de Izadora Hernández Degollado, que se sigan utilizando las redes sociales de personas que han fallecido es una manera de hacer presente al ausente.

Sobre este tipo de relaciones, cuestiona: "¿Qué está bien hacer y que esta mal hacer cuando muere un ser querido?".

"Para muchas personas es difícil aceptar que los familiares sigan manteniendo la ropa, las fotos o las cartas de una persona ya fallecida, de seguir manteniendo una cuenta de Facebook que él o ella creo, que tiene sus fotos favoritas, sus pensamientos, sus cosas. Lo que ayude a aligerar la carga siempre será de ayuda", refirió la especialista del Centro de Apoyo Psicológico.

Si bien en la sociedad cada vez está más presente la figura de un terapeuta o de un tanatólogo para afrontar el deceso de un ser querido, también es cierto que todavía existen muchos tabúes sobre la muerte.

Y si las redes sociales están cambiando la dinámica de relacionarse entre las personas, ¿por qué no habría de hacerlo en una situación tan dolorosa como lo el morir?

"Estas acciones de escribir, dar  like o twittear no es algo que se haga directamente hacia la persona fallecida, sino mas bien es para que la persona que lo hace deje salir eso desde el fondo de su corazón y pueda expresarlo, lo cual me parece estupendo, porque cada persona debe aprender a reconocer sus emociones pero sobre todo a expresarlas", apuntó la especialista.

SI YO MUERO...

Si una cuenta pasa un año sin actividad, Facebook la cierra. Sin embargo, entre los ajustes al perfil existe la opción If I Die, que permite heredar la contraseña a algún allegado. En Twitter se tiene la posibilidad de reportar a una persona como fallecida.

FOTO: Reuters

GUSTAVO MENDOZA LEMUS