15 de enero de 2014 / 06:46 p.m.

Monterrey.- Una mujer acudió a una guardería donde presuntamente antes laboraba, arrojando piedras, quebrando macetas y haciendo escándalo, porque asegura que su hijo fue lastimado en ese sitio, siendo detenida por elementos de la Fuerza Civil de Nuevo León.

Los hechos ocurrieron en la guardería "Pekes Club", ubicada en la calle Tepic cruz con Apodaca, en la colonia Nuevo Repueblo, al sur de Monterrey.

Ella fue identificada como Irasema Durón, quien arribó la mañana de este miércoles al lugar, gritando consignas de que ahí habían lastimado a su hijo de nombre Ángel.

Supuestamente fue su mamá quien habló a los policías, llegando en pocos minutos el personal de la Fuerza Civil.

Cuando todo estaba calmado, los policías de inmediato sometieron a la mujer al ver la llegada de este medio de comunicación, por lo que tratando de impedir que se grabara o tomaran fotografías, tapando las lentes.

"Grábenme, quiero hablar, yo trabajé aquí en la guardería, tengo pruebas, lastimaron a mi hijo aquí", gritó la mujer.

Rápido subieron a la unidad 310 a Irasema, logrando trascender que supuestamente la llevaron a un centro de rehabilitación.

Y es que la directora, de quien no se tienen sus generales, aseguró que la joven es bipolar, aunque no hay por lo pronto, un dictamen médico.

La detenida arrojó piedras al portón de la guardería dejando algunos daños, quebrando macetas.

Ella pedía dar su opinión del porqué de la protesta, pero los policías no la dejaron hablar al respecto.

Tampoco se aclaró en la guardería el porqué causó los daños en ese sitio, señalando la directora que todo era amarillismo.

Iram Oviedo