16 de julio de 2014 / 08:59 p.m.

Monterrey.- Una recién nacida y su madre tuvieron una de las primeras grandes experiencias, esto luego de ser trasladadas  en helicóptero del municipio de Linares a la ciudad de Monterrey, pero no en las mejores condiciones pues la menor llegó en incubadora y su madre en camilla.

Se trata de una pequeña que contaba con 27 semanas de gestación -casi siete meses-, pero tras haber desprendimiento de placenta la situación se complicó en el embarazo, a su madre le fue practicada la cesárea y fue necesario trasladarlas al hospital de Ginecología y Obstetricia del IMSS.

Angelina Hidalgo Navarro, de 30 años y su hija, fueron auxiliadas por los elementos de Protección Civil del Estado y es que tras el llamado acudieron a la Clínica 12 del IMSS donde la mujer tenía dos días internada por amenaza de parto prematuro, y el nacimiento se dio alrededor de las ocho horas.

Los socorristas trasladaron a madre e hija a la ciudad y fue a las 13:45 horas cuando arribaron a las instalaciones de la corporación estatal ubicada en la colonia Pío X.

Llegó el helicóptero, por un lado los socorristas y paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, bajaron a Hidalgo Navarro, y por el otro la bebé.

Rápidamente se movilizaron los equipos de auxilio y rescate y subieron a la menor  a una ambulación del IMSS y a su mamá a la de la Cruz Roja Mexicana.

La pequeña nación alrededor de las 8:00 horas, peso un kilo y medio y midió 38 centímetros.

Ramiro López Nájera, coordinador operativo de Protección Civil del Estado, comentó que tras el reporte rápidamente acudieron al llamado.

"Se les complicó y pidieron el apoyo correspondiente y por eso fue enviado el helicóptero; llegamos directamente a un campo que está habilitado cerca del hospital… (Clínica No.12 del IMSS)", comentó.

Se espera que durante las siguientes horas las autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social den a conocer el estado de salud del pequeño y su madre.

FOTOS: Marilú Oviedo

MARILÚ OVIEDO