18 de enero de 2015 / 03:18 p.m.

México.- Cifras del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) indican que a diario mueren siete mexicanas a causa de la extrema violencia.Pese a que se han creado tipos penales para sancionar el feminicidio y en algunos estados se han diseñado protocolos de investigación y actuación ministerial y policial, la incidencia de la violencia no cede.A partir del informe "Estudio de la implementación del tipo penal de feminicidio en México: Causas y consecuencias 2013 y 2013", y el reporte preliminar "Avances y retrocesos en la protección de las mujeres víctimas de la violencia familiar", ambos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), Cimacnoticias identificó las 10 entidades federativas con más incidencia de agresiones contra la población femenina.Nuevo León encabeza junto con Chiapas, Chihuahua, DF, Guerrero, Jalisco, Edomex, Oaxaca, Puebla y Sinaloa el número de delitos contra las mujeres. Ambas investigaciones del OCNF se basan en información de las procuradurías de justicia de las respectivas entidades.En ambos estudios se detectó que la mayoría de los casos de feminicidio no se investigan como tales, pese a que la mitad de las entidades cuenta con un protocolo de actuación e investigación para este delito.Se suma la resistencia de las autoridades para dar cifras sobre el problema, lo que se refleja en la falta de una base de datos sobre las agresiones y delitos que permita conocer la magnitud del feminicidio, identificar a las mujeres que son más atacadas y las características de los agresores.Al mismo tiempo, la emisión de las órdenes de protección es prácticamente inexistente. Según los artículos 27 al 32 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (Lgamvlv), tales órdenes —que pueden ser emitidas por el MP, procuradurías, secretarías de Seguridad y juzgados civiles— son "actos de protección y de urgente aplicación en función del interés de la víctima, las cuales son precautorias y cautelares".FOTO: EspecialMILENIO DIGITAL/ANAIZ ZAMORA MÁRQUEZ