3 de octubre de 2014 / 02:34 a.m.

Monterrey.- Tras un exhorto del Congreso del Estado para que el municipio de Santiago, regule y prohíba la venta y consumo de alcohol, en la presa de la Boca, el munícipe, Homar Almaguer,  aseguro que en sí, se cumple con el horario que marca la ley hasta las 18:00 horas para la venta.

Señaló que además el municipio, no tiene la facultad de confiscar el alcohol que introducen los paseantes en sus hieleras a los terrenos de la presa.

"El cerrar la puerta a que la gente vaya a la presa de la Boca a ingerir bebidas, sentimos que provocaría que la gente anduviera más en sus vehículos tomando o se vayan a otras partes donde pudiera haber más accidentes".

"La gente no tiene o no puede pagar quintas o departamentos lujosos para hacer sus pachangas como en algunos casos hemos visto a algunos funcionarios públicos", aseguró.

El edil señaló que se revisa la facultad para poder confiscar el alcohol que se introduce, aunque hasta el momento no la tienen.

La invitación como medida de precaución, fue que quien consuma alcohol, se abstenga de conducir y se regrese a la práctica del conductor designado.

En Santiago la población es de 53 mil habitantes, pero durante los fines de la población flotante llega a los 250 mil habitantes, paseantes que entre los parajes que prefieren es la presa de La Boca.

Foto: Carlos Rangel

GUADALUPE SÁNCHEZ