GUADALUPE SÁNCHEZ
29 de enero de 2017 / 06:18 p.m.

MONTERREY.- La construcción de un muro fronterizo, no garantiza la seguridad en cambio divide especialmente a las familias, señaló Rogelio Cabrera López arzobispo de Monterrey, quien hizo un llamado a que los que representan al pueblo sean prudentes y sabios, ante la situación política internacional.

En entrevista, el prelado reconoció que hay descontento a nivel nacional en todos los sectores por la intensión del presidente de Estados Unidos de elevar un muro fronterizo y la forma en que el tema es tratado por el gobierno mexicano.

Señalo que la Arquidiócesis de Monterrey, unirá su voz a la de los obispos en México y Estados Unidos para pedir un diálogo más prudente de las autoridades en busca de una conciliación.

Por último hizo un llamado a todos los ciudadanos sean promotores del bien y afirmó que se requiere que quienes trabajan para el pueblo hagan su labor con sabiduría.