GUSTAVO MENDOZA
10 de enero de 2016 / 02:09 p.m.

Monterrey.- Se trata de la última etapa del papalote antes de emprender el vuelo.

El Museo Papalote Verde afina los últimos detalles en su equipamiento antes de abrir sus puertas al público, visualizando que sea para este 2016.

Con la obra constructiva completada al cien por ciento, actualmente se trabaja en la instalación del techo de cristal, así como del equipo de climatización. También se espera la llegada de la pantalla IMAX desde Canadá.

Adriana Nelly Correa, directora general de Papalote Verde, señala que están en la última fase del proyecto, una iniciativa que inició en 2009 y que ha sido cuidada hasta el más mínimo detalle.

"Buscamos ofrecer un espacio donde los niños disfruten y gocen el descubrir, el crear; hablando de temas que buscan hacerlos comprenderse como parte integral de un sistema natural, social y económico, que nos lleva a la sostenibilidad", menciona.

El proyecto no navega solo. Se cuenta con una amplia gama de colaboradores que están apoyando en las exposiciones, en el material pedagógico y en el tema de flora y fauna.

La primera exposición temporal tendrá que ver con el cambio climático, la cual está siendo diseñada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Se estima que 450 mil personas lo visiten al año.

TECNOLOGÍA

La pantalla será uno de los elementos distintivos del museo. La sala de proyección ha sido cuidada para aprovechar la proyección láser de la pantalla IMAX, que tiene una dimensión de 16 por 24.

Al completarse la sala, su acústica será la de una de los mejores auditorios para conciertos, convirtiéndola en la única en América Latina con este tipo de tecnología.

Las paredes de todo el museo fueron cuidados con un revestimiento de concreto, que recibió una impermeabilización. Al muro de contención se le dejó una separación aproximada de un metro con respecto a la pared expositiva.

"Esto permitirá que si llegase a ver alguna filtración de humedad, será canalizada a través de unas rejillas instaladas entre la separación de ambos muros", explicó Correa.

También se están instalando cada uno de los vidrios que conformarán el techo de cristal. Cada pieza ha sido elaborada con medidas únicas en los talleres de Vitro.

Las antiguas naves de la Fundidora de Fierro y Acero, denominadas "Gasolina" y "Carpintería", han sido restauradas. Ellas albergarán las oficinas centrales del museo, así como un área de snack y cafetería para el público visitante.

El sistema de climatización, tanto para el museo como en la Sala IMAX, está en proceso.

Todas estas mejoras están encaminadas al tema de la sustentabilidad, donde se busca conseguir la certificación LEED que expide el Green Building Council.

en espera de apoyo

El Papalote Verde aún está a la espera de apoyos para completar su última fase de equipamiento.

Para ello se están diseñando diversas campañas, con el fin de conseguir la última cantidad de recursos, estimados en unos 50 millones de pesos aproximadamente.

"Para poder abrir, para poder iniciar operaciones, debemos tener físicamente completo el museo. Los apoyos han sido extremadamente valiosos, pero la realidad es que aún nos falta una parte para poder terminar".

Para quienes deseen participar en los apoyos al museo, se pueden obtener informes en www.papalotemonterrey.org.mx, en el correo contacto@papalotemonterrey.org.mx, o bien, al teléfono 8191-8192.