2 de mayo de 2014 / 04:02 p.m.

Monterrey.- El comisario de la Policía Fuerza Civil, Felipe de Jesús Gallo reveló que integrantes de un grupo de la delincuencia organizada pretenden "meterse" al municipio de General Bravo, por lo que la autoridad ya actúa en consecuencia.

Tras sostener una reunión con un grupo de vecinos del sector poniente de Monterrey, el funcionario estatal reconoció que hay problemas delictivos en los municipios de la zona norte de Nuevo León, como Anáhuac, Sabinas y Cerralvo, pero que gracias a la intervención de la policía, la ciudadanía en la zona metropolitana no resiente esta situación.

Gallo Gutiérrez consideró que las situaciones de seguridad se resuelven no con más policías, sino con mejores ciudadanos.

"Y tengo muchos problemas en Anáhuac, en Sabinas, en Cerralvo, en Parás, en General Bravo que se nos quieren meter los golfos; traemos temas bien delicados en el Estado, que no los están resintiendo ya ustedes porque los estamos topando ya, pero por eso les digo, no es con más policías, es con mejores ciudadanos.

"Y no es con la aplicación de la ley a rajatabla, porque no me va a alcanzar ni siquiera los separos para poder atender a todos los detenidos que me pudiera llevar, y el acto de molestia que voy a generar, yo prefiero de la conveniencia de hacer una sociedad que se respete y que sepa convivir y como último recurso el ejercicio de la fuerza pública para imponer la ley, que estar actuando nada más en forma arbitraria porque los voy a hartar y me voy a volver una policía represora, que es lo que no queremos, yo no lo quiero, si hay que entrarle a los chingadazos, le vamos a entrar duro", comentó.

Los problemas que refiere el comisario se derivan de los hechos registrados el martes en el municipio de Sabinas Hidalgo, donde un elemento de la Policía Ministerial murió y otro resultó herido en un ataque de hombres armados contra instituciones de seguridad.

Desconocidos a bordo de una camioneta tipo Tacoma en color vino dispararon en contra de la comandancia de Policía de Sabinas Hidalgo, eso generó un enfrentamiento, donde un policía Ministerial perdió la vida.

Luego dos elementos más de la Policía Ministerial cayeron en el cumplimiento de su deber ese día en la carretera a la Ribereña, cuando perseguían a delincuentes. Los cuerpos fueron desaparecidos por los homicidas y al día siguiente fueron encontrados en el municipio de Anáhuac.

Estas acciones provocaron que la autoridad estatal desplegara un fuerte operativo al norte de la entidad.

 Redacción