VÍCTOR SALVADOR CANALES | MILENIO
24 de agosto de 2015 / 06:12 p.m.

Monterrey.- Muy molesto, pero con calma, Manuel González, coordinador general del equipo del gobernador electo Jaime Rodríguez, se levantó de la mesa de negociación tras negarle información sobre asignación de contratos por las obras de reconstrucción de daños a causa de fenómenos naturales, dando por terminada la reunión con integrantes de la dirección administrativa.

El tema específico es la asignación de contratos y costos por las obras de daños causados por los huracanes 'Ingrid' y 'Alex', que se registraron en la administración encabezada por Rodrigo Medina.

El director de esa dependencia, visiblemente preocupado, Jesús Cardona Monreal, contestó "todavía no estaba lista" refiriéndose a la información que solicitó González.

Eso fue bastante para provocar que a un cuarto de hora de iniciada la reunión, por cierto tarde, se suspendiera de manera inmediata.

Como secretario particular del gobernador Jorge Treviño, Manuel González destacaba porque era muy puntual en su actuación y lo mismo exigía de los demás.

Igual que cuando fue coordinador de los diputados del PRI en la 65 legislatura estatal, cuando lidió con adversarios del PAN con quienes no tuvo problemas personales nunca, pero sí institucionales.

La dirección administrativa depende de la Secretaría General de Gobierno, a cargo de Felipe González, y es esta ocasión la segunda en que Manuel González, colaborador más cercano a Jaime Rodríguez Calderón, se pone exigente y les fallan.

La anterior fue en un evento en el Salón Rojo del Palacio, en donde hizo una serie de peticiones al titular de la Oficina Ejecutiva de la Gubernatura, Jorge Domene, quien por cierto, al menos públicamente, no le ha entregado nada.

Manuel González es coordinador de todas las áreas de transición del gobernador electo Jaime Rodríguez Calderón, y él se ocupa de las políticas.

"Mire, mire", le dice suspendiéndolo (al titular de esa área), "¡Si no está la información que necesitamos y le solicitamos no tiene ningún caso que continuemos, que nos mantengamos aquí!", advirtió.

"Creo que lo mejor es que la pospongamos para dentro de ocho días, pero requerimos la información que no nos ha sido entregada", le advirtió.

Agregó que los procesos de coordinación ya los conocen, de manera que insistió en esa información, dejando para después la hora y el día de la siguiente reunión en las oficinas de esa dependencia ubicadas en la avenida Zaragoza e Isaac Garza, en el centro de Monterrey.

En tono molesto solicitó disculpas antes de iniciarse la cortita reunión, porque hubo una confusión en el horario que no culpó a los anfitriones, sino a sus coordinadores.

Desde que se inició el proceso de transición, es la primera reunión que se cancela a petición del equipo del gobernador electo.