28 de julio de 2014 / 05:51 p.m.

Monterrey.- Todo por servir se acaba y acaba por no servir, dice el refrán popular. Sin embargo una pequeña empresa familiar regiomontana se da la tarea de regresarle la utilidad a los aparatos antiguos que parecían insalvables.

"Nos dedicamos a recuperar recuerdos, aquí llegan las piezas que fueron de nuestros padres y abuelos que se encuentran abandonadas, les volvemos a dar vida y tratamos de dejarlas como salieron de la línea de fabricación", comentó Fernando Valle, dueño del negocio Valle Restauraciones.

"El cliente quiere ver su juguete como cuando se lo regalaron de niño y el que nos trae su refrigerador quiere verlo como cuando funcionaba en casa de sus abuelos", dijo. 

Radios, hieleras, refrigeradores, ventiladores, juguetes y más artículos son restaurados por manos hábiles, cuya labor raya en el ámbito artesanal, sin embargo a pesar de las habilidades en ocasiones el trabajo resulta complicado.

"La mecánica es lo más complicado, son mecanismos que se dejaron de hacer, no hay diagramas ni manuales que nos indiquen como debe hacerse el trabajo", mencionó Fernando Valle Jr., socio de la empresa que dirige su padre.

El taller ubicado en la calle Juan de la Barrrera, en la colonia Reforma, en Monterrey, a todas luces resulta insuficiente. Son muchas las personas que quieren utilizar aquel juguete o aparato de su niñez, y es de esta forma es como le gustaría a la gente poder restaurar sus memorias.

MANUEL GONZÁLEZ