GABRIELA JIMÉNEZ 
2 de agosto de 2016 / 10:00 a.m.

MONTERREY.- La asociación Litiga denunció un acto de discriminación a un matrimonio homosexual por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), luego de que éste les negara el servicio de salud al rechazarles el acta del Registro Civil de Nuevo León que valida su unión.

Fue apenas el 13 de febrero de este año cuando Rosa Nelly Patlán Muñoz y Rosa María Ríos Coronado se casaron, convirtiéndose en la primera pareja homosexual que logró contraer nupcias en el estado mediante un juicio de amparo.

El viernes, Patlán Muñoz –la derechohabiente– acudió al departamento de Registros y Altas de la Clínica 28 del IMSS en dos ocasiones para inscribir a su esposa como beneficiaria, sin embargo, el personal le puso trabas en el procedimiento, le negó este derecho y advirtió que investigaría el caso, argumentando que el acta matrimonial no debe ser de Nuevo León, pues las uniones entre parejas del mismo sexo aún no son "legales" en la entidad.

Angélica Hernández, de Litiga, consideró discriminante el actuar de los empleados del nosocomio: primero, por el hecho de se les hizo una distinción respecto a las demás parejas y se les pidió más papelería de lo usual –incluyendo copias del juicio de amparo que les permitió contraer matrimonio–; y, en segundo lugar, porque el IMSS determinó que iniciaría una investigación para ver si les concedían el derecho, dudando de la validez del documento del Registro Civil.

En contraste, dijo, matrimonios heterosexuales tardan entre cinco y 10 minutos en culminar el mismo trámite.

"Se le negó a la pareja su derecho; su argumento es que como es un acta de Nuevo León, la tienen que investigar. Entrelíneas lo que están diciendo es que es un acta falsa, están poniendo en tela de juicio también al Registro Civil... Están diciendo que van a investigar, mientras que al resto de las parejas no les investigan nada (...), ¿por qué en este caso a ellas sí se les ponen trabas?", declaró.

Tras lo sucedido, ese mismo día la pareja y Litiga acudieron ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para interponer una queja, la cual será enviada a la Comisión Nacional para que, posteriormente, el órgano local emita una recomendación al Seguro Social.

"Mi llamado es directamente al delegado del IMSS en Nuevo León (Francisco Javier Mata Rojas), a que tome el asunto de manera personal y haga conciencia de que ellas son tan sólo la primera pareja que se casa en Nuevo León con amparo. En Litiga ya tenemos 12 sentencias emitidas para parejas en el estado (...); ellas son las primeras y van a seguir llegando", advirtió la activista.