REDACCIÓN
22 de mayo de 2017 / 06:52 p.m.

MONTERREY.- Un juez de control negó al municipio de San Pedro la restitución de las instalaciones del Club Deportivo Pumas, ubicadas en la Colonia Fuentes del Valle, las cuales deben de permanecer aseguradas por la Procuraduría de Justicia del Estadio que inició una investigación por despojo de inmueble.

Fue el juez Arturo Arroyo, quien rechazó la petición hecha por el director jurídico del municipio, Alberto Arturo Peza y su colaboradora Griselda Núñez, durante una audiencia de auxilio que solicitaron en el transcurso de la madrugada de este lunes.

Los funcionarios del municipio pidieron la diligencia argumentando que cinco policías estaban encerrados en las instalaciones del Club Deportivo, desde el mismo viernes 19 de mayo que fue asegurado el inmueble.

Pero, el fiscal Gregorio Vázquez aclaró que al momento del aseguramiento no había personas en el interior y que con posterioridad se enteraron de que los uniformados permanecían encerrados en el lugar, por lo que acudieron a pedirles que salieran y se negaron alegando que estaban cumpliendo órdenes del Secretario de Seguridad Pública, quien les pidió resguardar el local.

Aunque, solicitaron la audiencia para liberar a los policías, al recibir la negativa de la restitución, los abogados del municipio advirtieron que van a analizar la propuesta de la fiscalía de darles oportunidad de salir, porque deben mantener su propio resguardo.

Durante la diligencia que se prolongó por dos horas, los representantes del municipio se dijeron víctimas indirectas de las acciones de la Procuraduría de Justicia y trataron de acreditar que el inmueble le corresponde al municipio, porque cuentan con la escritura pública y el plano del lugar.

Pero, el juzgador les aclaró que de acuerdo a lo establecido al Código de Procedimientos, solo se pueden considerar como víctimas las personas.

El representante del Poder Judicial advirtió que el agente del Ministerio Público puede seguir investigando el delito de despojo de inmueble y el de posibles daños, porque son ilícitos que se persiguen de oficio, aunque en este caso cuenta con la denuncia que realizó el Fermín Eduardo García Flores del Club Deportivo Pumas y el representante legal del mismo, Juan Arturo García Martínez, quienes señalaron al alcalde Mauricio Fernández Garza, como principal responsable.