13 de febrero de 2015 / 04:49 a.m.

Monterrey.- La precandidata panista para la gubernatura del estado, Margarita Arellanes, aseguró que los despidos de funcionarios del municipio de Monterrey por el rompimiento del grupo panista San Nicolás es sólo un rumor y parte de una guerra sucia.

"Se refiere simplemente a rumores que señalan que hay por ahí. Para toda administración pública hay metodologías, hay formas en las que se llevan las comunicaciones oficiales y en este caso no estamos hablando de ninguna comunicación oficial o respaldo".

Al cuestionarle, en entrevista con el Arquitecto Benavides, sobre su opinión respecto al rumor, la alcaldesa de Monterrey con licencia sólo invitó a sus compañeros a "dejar a un lado cualquier tipo de rumor, concentrarnos en lo positivo".

"Es un acto de desesperación, algunos que están viendo que no están llevando propuestas y que los militantes no están siendo receptivos. En cada uno de los municipios he llevado un mensaje positivo".

Arellanes expresó que los despidos son un problema del Municipio y que ahora se encuentra concentrada en su precampañana con los militantes panistas.

FOTO: Archivo

TELEDIARIO DIGITAL