REDACCIÓN
15 de noviembre de 2016 / 07:30 p.m.

MONTERREY.- El juez segundo de distrito en materia penal negó la protección y el amparo contra el auto de vinculación que le había solicitado el ex subdirector del penal del Topo Chico, Arturo Bernal González, por lo que deberá permanecer sujeto al procedimiento judicial que enfrenta por abuso de autoridad y el homicidio calificado de los 49 reos que murieron la noche y madrugada del pasado 10 y 11 de febrero.

La resolución apareció este martes en las listas de acuerdos del recinto judicial, donde se ordenó que se le comunicara al imputado, quien permanece recluido en el Centro Federal de Readaptación número 4 Noreste, en el estado de Nayarit.

Bernal González fue detenido el pasado 17 de febrero en cumplimiento a una orden de aprehensión que le giró un juez de control por considerarlo probable responsable de los mencionados delitos, en los cuales, presuntamente, incurrió durante el motín que se registró en penal del Topo Chico.

El ex funcionario del reclusorio fue detenido días después de que se inició el juicio en contra de sus ex jefes, la ex directora, Gregoria Salazar Robles, y Fernando Domínguez Jaramillo, ex director de Administración Penitenciaria, quienes actualmente están en espera de la resolución del juicio de garantías que promovieron en contra de esos mismo delitos, por lo que se encuentran presos.

De acuerdo a la carpeta judicial que integra la Procuraduría de Justicia, Arturo Bernal incurrió en esos delitos, porque como subdirector, supuestamente, les permitió diversas acciones y actividades a los reos que participaron en el enfrentamiento que dejó a medio centenar sin vida.

Por versión de testigos, el representante social estableció que entre los permisos que concedía el subdirector, era la salida de los internos de sus celdas, después de la hora de dormir, como ocurrió el día que protagonizaron el motín más sangriento en la historia de los centro de reclusión de la entidad.