DANIELA MENDOZA
14 de febrero de 2016 / 07:42 p.m.

MONTERREY.- Mientras para algunas parejas casarse es un trámite sencillo y hasta gratuito, para otras se convierte en una batalla contra las propias autoridades. Éste el caso de José Roberto Bernal y Alán Amador.

En junio de 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional el articulado del Código Civil de Nuevo León que señala que el matrimonio es entre "un solo hombre y una sola mujer", y también la porción donde dice que su único fin es la reproducción.

Pero a las autoridades estatales parece no haberles llegado la notificación y rechazaron incluir a esta pareja en la lista de los que se casarían hoy en el evento de matrimonios colectivos.

Su matrimonio no es "factible" para el Registro Civil porque "...En el presente caso tenemos que ustedes los solicitantes ambos son varones, como se desprende de sus respectivas actas de nacimiento que exhiben en su solicitudes de matrimonio, y por su propia naturaleza están imposibilitados para perpetuar la especie", dice la contestación de Justo Luis Barragán Hernández, oficial décimo del Registro Civil.

Los matrimonios colectivos del 14 de febrero son una "tradición", así que José Roberto y Alán buscaron acceder a la convocatoria de la Dirección del Registro Civil.

Antes de eso consultaron si el trámite era exclusivo para parejas heterosexuales. La respuesta textual fue: "No tengo información al respecto".

Después, José Roberto acudió al Gobierno del Estado, en donde una persona más empática le dijo que iba a preguntar, y tras unas horas de supuesta consulta, le informó que aún no era posible: "...Mira, en Registro Civil me dicen que están por lanzar ya la ley, pero me sugiere que presiones por medio de tu diputado para que presione en el Congreso, porque dice que si no, de aquí a que apruebe y luego corrijan la ley, ya sabrás, así que una buena manera sería que tanto tú como otros amigos o amigas que estén interesados, acudan con sus diputados".

Desde el 26 de enero pasado, la agrupación Género, Ética y Salud Sexual solicitó al gobernador Jaime Rodríguez un pronunciamiento sobre el tema, toda vez que aunque la legislación local no se ha modificado, es posible permitir estos matrimonios por medio de una determinación administrativa.