AGUSTÍN MARTÍNEZ
27 de julio de 2017 / 06:53 p.m.

MONTERREY.- Por su forma de ser, Cami se ganó el cariño de quienes la conocieron.

Le gustaba tanto cantar y bailar, que uno de sus principales sueños era llegar a ser una gran artista.

Pero aquel lamentable incidente que ocurrió la tarde del miércoles acabó con todas sus aspiraciones.

Ahora sólo quedan los recuerdos de aquella niña tierna y cariñosa, que cautivó con su alegría y con sus ganas de vivir.

Maya Camila Villalobos Vera, de tan sólo 11 años, murió cuando parte de una barda de una casa vecina le cayó encima, mientras jugaba con varias amiguitas.

De pronto la tristeza se apoderó de un amplio sector de la colonia Lomas de San Martín, en el municipio de Pesquería.

Sus habitantes están desconsolados. Nunca imaginaron que ocurriera un incidente de esa naturaleza, a pesar de diversos accidentes fatales y otros hechos que se han suscitado al paso de los años.

Las muestras de duelo y de consternación, así como las condolencias para la familia y amistades, han sido constantes en las últimas horas a través de las redes sociales.

“Ay hermosa… ¿por qué tú? Tenías una vida por delante. Querías ser cantante y lo ibas a lograr. No sé por qué pasó esto. Tú no lo merecías. Tenías apenas 11 años”, escribió una de sus amigas.

El cuerpo de la niña comenzó a ser velado el jueves en una funeraria del centro de Apodaca, y este viernes recibirá el último adiós de parte de sus seres queridos.

El incidente que cobró la vida de Villalobos Vera ocurrió en una vivienda de la calle Mirandola, casi esquina con Monza, en Lomas de San Martín en Pesquería.



dat