MULTIMEDIOS DIGITAL 
13 de junio de 2016 / 05:53 p.m.

Monterrey.- Bajo el argumento de que se necesita hacer “entender” a los menores acerca de los efectos negativos de la obesidad, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, exhortó a los padres a acercarse a sus hijos y decirles que “a una niña gorda no la quiere nadie”.

“Es mejor que nosotros como padres le mostremos a nuestros hijos lo que les va a pasar. Hay que acercarnos y decirles que a una niña gorda no la quiere nadie. Uno como padre tiene que decírselo tal cual porque luego no lo va a entender”, declaró.

El mandatario estatal estuvo presente en la firma de un convenio para la instalación de la Red de Universidades Saludables en 60 unidades educacionales de la entidad.

Rodríguez recalcó que el objetivo principal del convenio es reducir los índices de alcoholismo, obesidad, colesterol y diabetes en los jóvenes.