FRANCISCO ZÚÑIGA
28 de diciembre de 2016 / 06:07 p.m.

MONTERREY.- Devany Judith, la niña que huyó con un hondureño de 40 años, debe recibir atención psicológica profesional, o de lo contrario en su vida adulta sufrirá secuelas de violación, aunque ahora considere que lo hizo por voluntad propia, pero a su edad no puede discernir cómo debe involucrarse con las personas mayores, de acuero a una especialista.

Si bien algunas culturas permiten una relación amorosa entre un adulto y una niña de 12 años, en el caso de Debany Judith muy probablemente existe un trastorno psicológico que requerirá atención profesional, no sólo en la pequeña, sino en el adulto que presuntamente la sedujo, considera la psicóloga Sofía Hernández Robles, presidenta de Psicólogos con Actitud Positiva AC, aún y cuando la niña haya accedido voluntariamente a la relación.

Aunque lo ideal es conocer a detalle el caso, cuando una niña o incluso una jovencita se relaciona con un hombre mucho mayor que ella, generalmente busca un afecto que no tuvo en su niñez.

“Casi por lo regular, sucede que las niñas son deficientes de afecto emocional en la familia, son abandonadas, física, económicamente y emocionalmente desde los padres”, dijo la psicóloga.

Las niñas de esa edad no tienen la capacidad emocional para discernir e involucrarse con personas mayores que ella, dice la psicóloga Hernández Robles, por lo que lo recomendable en el caso de Devany Judith, que ya tuvo una relación sexual y aparentemente está embarazada, es que reciba atención psicológica especializada, porque en su mayoría de edad podría sufrir un trauma similar al de una violación.

“Es recomendable y más si hay un embarazo, porque luego en la edad adulta, va a tener secuelas de abuso sexual, aunque ahora diga que lo consintió”, indicó.

Sin embargo, aclara la especialista, se requiere conocer la historia clínica completa de ambos protagonistas, así como una valoración psicológica en base a entrevistas, que permita dar un diagnóstico más certero, y así definir la terapia que se requiera.