22 de julio de 2014 / 03:41 p.m.

Monterrey.- Hace cuatro años el rector de la UNAM, José Narro, provocó una catarsis social al llamarlos 'ninis'. 

Para Nuevo León, son los jóvenes de 16 a 29 años sin ocupación actual, según el Inegi.

"La población desocupada en este rango de edad es de 67 mil jóvenes, aproximadamente", declaró el secretario del Trabajo en Nuevo León, Héctor Morales.

La preocupación de la autoridad con ellos es: si no estudian ni trabajan, el riesgo de que se enrolen en actividades delictivas es muy alto.

"También la problemática que tuvimos fue por la inseguridad. Todos los recordamos a partir de 2009 que se hizo más intensa, a los años posteriores, obligó y también orientó a las políticas públicas del gobierno del Estado para darles opciones a esos jóvenes", dijo Morales.

Mariana García es un claro ejemplo de ello.

"No hacía nada. Me pasaba la vida en fiestas y jugando. No estudiaba no trabajaba, estaba de nini", dijo.

La vida de esta joven de Santa Catarina cambió radicalmente en tan sólo un año. De un mundo de drogas al profesionalismo en el futbol.  

"Sí andaba en malos pasos. Las amistades no eran buenas. Uno se da cuenta cuando las amistades valen la pena y las otras no. Es muy feo andar con miedo", mencionó.

Todo cambió cuando un tío la vio jugar descalza en la calle, y la llevo a un equipo. Exactamente un año atrás, Mariana ingresó a los torneos de Street Soccer, programa que saca a jóvenes de la calle y los pone frente a su pasión: la pelota de futbol.

Su ascenso fue meteórico: ganó el torneo estatal, después el nacional, y viajó con la Selección Femenil al mundial en Polonia, donde también fueron campeones. Ahí, visores del equipo Santiago Morning, de Chile, la invitaron a jugar profesionalmente.

Tras siete meses en el país andino, Mariana regresó a la ciudad por un breve período, pues en octubre se debe reportar nuevamente con su club.

"Por muchas cosas que he pasado a lo largo de mi vida el futbol fue una salida única que me cambió la vida totalmente y estoy agradecida al futbol, a Dios,  y al Street Soccer", mencionó.

De ser una Nini, hoy esta joven de apenas 21 años disfruta las mieles del éxito y en breve retomará la preparatoria.

La Universidad Autónoma de Nuevo León publicó el año pasado un estudio, detectando a 30 mil 118 jóvenes de 15 a 24 años que no estudian ni trabajan.

La investigación concluye que el riesgo con ellos es que se conviertan en su futuro es convertirse en migrantes, suicidas, alcohólicos, drogadictos o delincuentes. La disyuntiva es cómo sacarlos de esta vida.

"En el futbol sí hay salidas. Yo soy un ejemplo y todo en esta vida se puede", finalizó Marina.

FOTO: Facebook

LUIS GARCÍA