PAMELA VILLANUEVA
20 de diciembre de 2017 / 05:55 p.m.

MONTERREY.- Los estudiantes del Instituto para el Desarrollo Integral del Sordo ABP tuvieron una posada en la que presentaron ante sus familias cuentos, un baile y hasta una pastorela en lenguaje de señas.

El director del Instituto, Noé Rodríguez, explicó que el objetivo de la posada es dar a conocer las capacidades de los niños y jóvenes entre 8 y 16 años que estudian en la dependencia además de  promover la inclusión social.

Al ritmo de "La Bicicleta" los niños demostraron que no es necesario escuchar la música para poder bailar, presentaron cuentos y platicaron qué representa para ellos la Navidad.

No podía faltar la tradicional pastorela en la que representaron el nacimiento del niño Jesús.

Las presentaciones se realizaron en las instalaciones del Instituto ubicado en la colonia Fierro en el municipio de Monterrey.


pjt