ALEXANDRA AMAO E ISRAEL SANTACRUZ
15 de junio de 2016 / 09:33 a.m.

Monterrey.- La titular de la Secretaría de Educación, Esthela Gutiérrez, señaló que es una falacia el que los alumnos de las escuelas corran algún peligro al no portar uniforme escolar, pues afirmó que bastará con colocarles un gafete para identificarlos como tal.

La secretaria aseguró que a contraturno los alumnos de primaria y secundaria no corren peligro, siendo que no visten con el uniforme, y en algunos casos en su respectiva jornada educativa, bastará con la implementación de gafetes para identificarlos como alumnos.

"El problema de seguridad, por el uso de los uniformes, es una falacia. En el estado de Nuevo León, a nivel primaria y secundaria por ejemplo, 600 mil niños están en el turno matutino y 400 mil en el vespertino, qué sucede, de los 400 mil niños (que estudian por las tardes) en las mañanas andan en la ciudad sin uniforme y no les pasa absolutamente nada", aseguró la funcionaria.

Gutiérrez detalló que al retirar la obligatoriedad del uniforme se les retirará carga de estrés a los padres, incluso expuso que dos colegios particulares adoptarán también la medida que iniciará en las escuelas públicas el próximo ciclo escolar.

"Hay dos colegios particulares que ya se reunieron y ya decidieron que se acaba el uso obligatorio del uniforme y que a partir del próximo ciclo escolar, quien quiera llevar el uniforme, porque ya lo tiene, que lo lleve", agregó.

Por su parte, quienes discreparon con esta declaración fueron los padres de familia, pues para ellos, esta disposición no solo resta disciplina a los alumnos sino además les quita identidad.

"No, no me gusta. Prefiero que usen su uniforme porque los identifica de qué escuela son", dijo una madre de familia.

"Lo que pasa es que con uniforme te ahorras más dinero porque es un uniforme para todo el año, y ropa libre es estar gastando dinero cada que se les acabe a los niños", mencionó otra mujer entrevistada por Telediario.

Otros padres de familia señalaron que si los alumnos usan ropa libre en vez del uniforme, habría mucha discriminación, pues en ocasiones, no se cuenta con los recursos necesarios para estar comprando prendas constantemente y por ende, las burlas y distinciones entre los mismos compañeros pudieran presentarse.