19 de mayo de 2014 / 02:54 p.m.

Monterrey.- El tema de conductores en estado de ebriedad es tomado con apatía por las autoridades municipales, empezando porque no existen estadísticas para determinar la gravedad del problema, sólo se escuchan cada vez más accidentes relacionados con el alcohol, señaló el presidente de No A Conducir Ebrio (NACE), Ricardo Cantú Jauckens.

"La gran mayoría de las veces no se les toma el grado de alcohol en la sangre, si los llevan al hospital no se toma, igual las víctimas inocentes no se lleva la cuenta, como si las autoridades no quisieran reconocer que existe un problema", dijo el presidente de la organización.

NACE estima que en Nuevo León se reportan alrededor de 500 muertes al año, pero no existe cifra exacta; peor aún es que los municipios no aplican la ley sancionando a los conductores ebrios.

"No se está aplicado la ley, es muy clara, es un arresto de ocho horas a quien viene conduciendo en estado de ebriedad, luego tienen que ir a una junta para rehabilitación y luego les regresan su licencia de conducir y nadie lo está haciendo, no lo tienen en sus reglamentos", alegó el activista.

"Acaban de hacer una iniciativa en el Congreso y eso debe ayudar a consecuencias, quien no aplique la ley debe ser sancionado porque son muchas vidas que están en juego", agregó.

La Ley de prevención y abuso de alcohol establece que se debe retirar la licencia y la persona debe recibir un tratamiento, cosa que hasta el momento no se ha hecho.

Por lo pronto, esta asociación, Ccinlac y Unión Nuevoleonesa de Padres de Familia, buscarán el apoyo del Congreso para que se establezca una hora límite en todos los municipios para la venta de alcohol.

"Tenemos pendiente que se vuelva a homologar el horario de venta de alcohol, queremos regresar que sea el mismo horario y es algo por lo que vamos a luchar mucho", mencionó.

Zyntia Vanegas