EDUARDO MENDIETA SÁNCHEZ
6 de enero de 2016 / 04:25 p.m.

Monterrey.- A casi cien días de entrar en funciones, el mandatario estatal sustenta su gobierno en uno de ocurrencias, sin rumbo ni objetivos ni un plan de gobierno y sin cumplir sus promesas, por lo que ha quedado "muy corto", condenó el PAN en Nuevo León.

En una rueda de prensa en el Comité Directivo Estatal, Mauro Guerra Villarreal, dirigente albiazul en el estado, dijo que este zigzag de dichos y desdichos ha afectado a la ciudadanía al dar marcha atrás a decisiones como la última de eliminar el Metro gratis los domingos, aunque aseguró era una situación meramente política para beneficiar al PRI.

"Es preocupante que no hayamos visto un plan de gobierno, que no hayamos visto un objetivo claro de hacia dónde vamos en Nuevo León y ha sido muy claro el que hoy tenemos un gobierno de ocurrencias.

"Un gobierno que cree que denunciar lo que está mal es ordenar, cuando es sólo el inicio de ver cómo están las cosas, que no se ha hecho ninguna sanción contra ningún funcionario de todo lo que se ha denunciado, la gente está esperando que se cumplan esas promesas que se hicieron y se ha quedado muy corto en su palabra con muchas de las cosas que prometió y ha ido cambiando en base a estas ocurrencias", afirmó.

Guerra Villarreal condenó que el problema para el gobernador es que hay otros factores políticos en el estado y no sólo el gobernador del Estado en funciones, ya que hay ausencia de la mesa de diálogo político, que se instalaba cada sexenio con el gobernador en turno entrante.

"Empezó un gobierno donde no quería reconocer al Congreso, no quería sentarse con el Congreso y terminó sentándose con ellos, y terminó acordando y haciendo leyes que benefician a Nuevo León, falta este acercamiento con los partidos con la organizaciones sociales, los partidos políticos son organizaciones con ciudadanos que militan y representan y necesitamos que se escuche y se escuche nuestra opinión y sea tomada en cuenta.

"En tres meses más podremos ver que el gobernador pueda sentarse con los partidos políticos para ver temas importantes que están pendientes que tenemos que enfrentar este año, como la reforma electoral y temas de reelecciones que ya están en nuestra ley, hay muchos temas pendientes como la redistritación", cuestionó el líder estatal panista.

En cuanto a la decisión de suprimir el Metro gratis los domingos, implementados desde hace siete años por el gobierno de Natividad González Parás, Guerra Villarreal respaldó que siempre pugnaron porque se quitara porque favorecía a Rodrigo Medina en campaña.

"No hay un rumbo claro, no hay un proyecto y el único rumbo que se ve son las ocurrencias, afecta a los ciudadanos que estaban acostumbrados a no pagar.

"Pero es algo que el partido que a lo largo de los años que se dio este descuento evidenciamos que estaba mal, que era objeto y que era un programa que se hacía con fines electorales y buscar de recuperar las simpatías y aún que había condiciones de que muy malas", dijo.