daniela garcía
5 de enero de 2016 / 07:07 a.m.

Monterrey.- Los contribuyentes regios y las pequeñas y medianas empresas de Nuevo León obligadas a cumplir con las nuevas disposiciones fiscales se encuentran listas para enfrentar las obligatoriedades dispuestas para este año nuevo, de acuerdo a información de la Asociación Mexicana de las Tecnologías de la Información (AMITI).

En este 2016 entran en vigor las nuevas disposiciones del Sistema de Administración Tributaria (SAT) y la miscelánea fiscal que obliga a todas las personas morales y físicas con ingresos menores a 4 millones de pesos a llevar su contabilidad de forma electrónica.

Por lo que las empresas asociadas a AMITI aprovecharon todo el año pasado para prepararse con herramientas que faciliten esta transición, siendo las locales algunas de las que están más avanzadas en el proceso de adopción de estas tecnologías, de acuerdo a Gilberto Sánchez, director general de Aspel y Consejero de AMITI.

"Particularmente, en Nuevo León hay 143 mil 900 empresas contribuyentes, pero no tenemos cifras exactas de quienes están en RIF y quienes fuera (quienes están obligados y quienes no). [...] Hay resistencia, hay empresas que no han adoptado esto.

"Pero por lo que hemos visto, uno de los estados que más rápida adopción tiene es precisamente Nuevo León. Es algo que se hace patente en las universidades del estado, es conocido el hecho de que hacer las cosas mediante sistemas informáticos facilita las cosas a las empresas. La adopción en Nuevo León es muy alta y se ve cómo destaca el estado respecto en avances en materia de productividad", apuntó.

El directivo recordó que utilizar la tecnología de la contabilidad electrónica y las herramientas que se ponen a disposición de las personas para realizar estas actividades, no significa sólo cumplir con las obligaciones fiscales impuestas por el SAT, sino también les ayuda a optimizar los tiempos de las empresas, sobre todo a aquellas de menor tamaño, ya que les ayuda a mantener orden en los ingresos y egresos de la misma..

"En el negocio y en el desarrollo de las estrategias, y ayuda a mejorar la productividad", consideró.

Los ingresos de las Pymes que utilizan herramientas de este tipo crecieron 15 por ciento más rápido y generaron empleo al doble de velocidad durante los pasados tres años, puntualizó Sánchez.

Es entonces no sólo una obligación del SAT, sino una necesidad de este mundo globalizado, si es que las Pymes buscan realmente tener éxito en el mercado.