MAYTE VILLASANA
28 de noviembre de 2014 / 12:58 a.m.

MONTERREY.- Juan Francisco Rivera Bedoya, quien fuera coordinador de la Comisión para la Implementación del Mando Único Policial en el Estado, dijo que 'Nuevo León se adelantó' a la iniciativa de ley que anunció este jueves el presidente Enrique Peña Nieto, de "reducir mil 800 policías municipales a 32 sólidas corporaciones de seguridad estatal", de las que la federación asumirá el control.

"Nuevo León es punta de lanza en reformas en materia de Seguridad. Aquí el trabajo ya está hecho y esta iniciativa puede operar sin problema. Aquí el Mando Único ya está legalmente constituido. Hay convenios con 48 municipios y sólo está que el Gobernador lo determine y salga a la ley y de inmediato proceder a integrar la policía estatal y establecerla como una norma de seguridad para toda la población", mencionó Juan Francisco Rivera Bedoya.

El también ex alcalde de Guadalupe consideró benéfica la propuesta del reforzamiento de los cuerpos de seguridad para que ahora estén bajo la Policía Federal, por lo que manifestó que en Nuevo León habrá organización debido a la existencia de una Policía Estatal.

"La Fuerza Civil está dando buen resultado y más lo dará si se unifican todos los mandos policiacos de Nuevo León, incluyendo los municipales. Podría surgir el capricho de algunos alcaldes que por razones de soberbia no quieran sumarse a este proyecto, pero estuvimos preparados desde 2012, porque esa era la tendencia que se veía en la iniciativa de Felipe Calderón".

También dijo que al entrar en vigor el proyecto de Peña de mando único, en Nuevo León el proceso será más rápido al referir que en la entidad los elementos policíacos ya están preparados.

"Ya nada más es cuestión de formarlos en una misma hilera. Ahora toda la fuerza del Estado podrá entrar a cualquier rincón de Nuevo León y atacar a cualquier criminal por más peligroso que sea", resaltó.

TRANSICIÓN SIN RECORTES

Dijo que no se espera un recorte masivo de policías, sino al contrario, eso justificará los gastos y salarios a los uniformados y habrá una disminución de presupuesto para mandos intermedios, que ya no existirán.

"No se van a eliminar los cargos policiacos, simplemente se van a ordenar, homologar y subordinar a una sola jefatura, todos formados bajo un mismo protocolo. Homologado el armamento, el sistema de formación y el de operación para rescatar a los municipios de la delincuencia. Se buscaría organizar mejor el trabajo y la coordinación de vigilancia en toda la entidad, en los municipios más desprotegidos.

"Se había tardado demasiado porque ya se había enviado una iniciativa al Congreso para que se aprobara el Mando Único Nacional, pero lamentablemente en esa ocasión no se aprobó. Dados los acontecimientos, no sólo los de Iguala, sino todo el país, se impone que la Constitución se regule adecuadamente para que no quede a capricho de los Ayuntamientos someterse o no. Queda claro que las policías municipales no tienen la capacidad de enfrentarse al crimen organizado".

Juan Francisco Rivera opinó que deberán existir cabezas que coordinen el manejo de las policías y complementen el propósito Plataforma México, que en un inicio era el de crear la homologación de todas las corporaciones del país.