CÉSAR CUBERO
8 de marzo de 2016 / 07:11 a.m.

Monterrey.- Durante el año 2016, en el estado de Nuevo León, se ha registrado más mujeres asesinadas que las que han perdido la vida en algún accidente vial.

Según el recuento periodístico que realiza Milenio Monterrey sobre las personas fallecidas en lo que va del año, 13 mujeres han sido asesinadas en el estado, mientras que los decesos por un percance vial sólo suman diez casos.

Los datos de las notas de prensa señalan que, en la entidad, durante el mes de enero se reportaron siete asesinatos de mujeres.

Mientras que en el mes de febrero, según la misma fuente, seis personas del sexo femenino fueron víctimas de homicidio.

Cabe aclarar que ninguno de los 13 casos de homicidio de mujeres en Nuevo León se ha tipificado como feminicidio, es decir, no fueron delitos de género.

En cuanto a las mujeres que han perdido la vida en un accidente vial, seis de ellas fallecieron en el mes de enero, tres en el mes de febrero y, una durante marzo.

Cuatro de las víctimas perdieron la vida por un atropello, cuatro más por un choque y dos damas murieron en una volcadura.

Con referencia a los 13 homicidios de mujeres en el año, ocho de los casos son atribuibles a la delincuencia organizada, cuatro fueron por motivos familiares, y un homicidio por tintes pasionales.

Un dato importante a destacar en este recuento es que, de las trece víctimas mortales, ninguna de ellas tenía 40 años o más.

Y, en dos de los casos, la occisa era menor de edad, como sucedió con Nayeli Jazmín de solo 15 años, que fue asesinada, presuntamente, por su hermano.

Además de la pequeña de 14 años, Perla Rebeca, que fue víctima de su ex novio, quien la asesinó porque ella ya no quiso ser su novia.
Es de llamar la atención que, en menos de un mes, dos mujeres han sido acribilladas y tiradas en alguna brecha de la entidad.

La primera de las víctimas fue ejecutada y abandonado su cuerpo en una brecha de Escobedo, y el segundo caso sucedió el pasado 18 de febrero, cuando la joven de 27 años, Yolanda Muñoz González, fue ejecutada y tirada en una brecha del municipio de Pesquería.

Por otra parte, dos de las ahora occisas fueron víctimas mortales, presuntamente, de sus propias parejas.

Juliana Bocanegra Moreno, de 26 años, fue asesinada a cuchilladas el pasado 22 de enero, presumiblemente, por su pareja, en el municipio de San Nicolás.

Seis días después, el 28 de enero, Yadira García Ruiz perdió la vida tras ser atacada a balazos por su pareja, el cual huyó del lugar del crimen ocurrido en el ayuntamiento de Guadalupe.