28 de septiembre de 2014 / 09:03 p.m.

Monterrey.- La vida de un paciente en espera de un órgano que salve su vida no es sencilla ni para él ni para su familia, a pesar de que Nuevo León cuenta con la tasa de trasplantes más alta del país con apenas ocho por cada millón de habitantes. Ante esto, la Secretaría de Salud del Estado realizó la XV Caminata de Donación y  Trasplante de Órganos.

El titular de la dependencia, Jesús Zacarías Villarreal Pérez, informó que si bien la cifra en la entidad es la más alta a nivel nacional, es un problema recurrente la falta de donantes y por ende de trasplantes, teniendo una amplia lista de espera.

"En el 2012 alcanzamos la tasa más alta de donación por millón, es 8 por millón y actualmente es de 8.2, pero actualmente tenemos dos mil personas en lista de espera, la mayoría de ellas riñón y córnea. Por eso es grato escuchar testimonios no sólo de personas que desafortunadamente tuvieron una muerte encefálica, pero también la donación de órganos vivos", afirmó.

Con la caminata y testimoniales se espera que la gente tome consciencia, tanto para convertirse en donador como en la familia de éste, pues al morir, en ocasiones la propia familia declina por sentimentalismos o creencia religiosa el donar los órganos, lo que impide que enfermos que requieran el trasplante puedan salir de su estado de salud en ocasiones crítico.

"Registrados yo creo que unos 200 mil, 250 mil a lo largo de los años. La licencia de conducir se les pregunta, muchos se captan ahí, ese dato ha ido creciendo pero aún se necesitan más. Más que nada por la necesidad tan alta los que más se requieren son riñón y córnea; corazón e hígado tenemos suficiencia en el estado", expuso,

Una opción para convertirse en donante es no sólo aceptar en la licencia de manejo, sino buscar la tarjeta de donador con la cual se queda registrado en una base de datos, además de convencer a la familia.

FOTO: Archivo

ISRAEL SANTACRUZ