NOTIMEX
28 de abril de 2015 / 04:20 p.m.

Monterrey.- El 6.4 por ciento de los niños de Nuevo León realizan actividades económicas, y de ellos casi un 37 por ciento trabaja 35 horas o más a la semana y un 40 por ciento no asiste a la escuela, reveló hoy el INEGI.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), señaló en las “Estadísticas a Propósito del Día del Niño”, a celebrarse el 30 de abril, que además, la proporción de niños en la población total del estado ha descendido en los últimos años.

De acuerdo con los resultados del Módulo de Trabajo Infantil 2013 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en Nuevo León 6.4 por ciento de los niños de 5 a 17 años realizan una actividad económica, es decir, forman parte de la población ocupada, dijo.

Resaltó que “39.7 por ciento de estas personas no asiste a la escuela y la proporción restante, 60.3 por ciento, combina trabajo y estudio”.

Además, indicó, un 20.6 por ciento no tienen escolaridad o tienen primaria incompleta; el 31.4 y 48 por ciento cuentan con primaria completa o secundaria incompleta, secundaria completa o más, respectivamente.

Mencionó que otros aspectos que caracterizan a la población infantil que trabaja es que cuatro de cada diez, es decir 36.7 por ciento tienen jornadas de 35 horas y más a la semana.

Un 25 por ciento no recibe ingreso o su ingreso no es monetario, y de los que perciben ingresos, 36.1 por ciento recibe hasta un salario mínimo, y más de la tercera parte (35.6 por ciento) recibe más de un salario mínimo, añadió.

Subrayó que un 46.3 por ciento de estos niños aportan ingresos al hogar.

Por otra parte, mencionó que las proyecciones de población 2010-2030 del Consejo Nacional de Población (Conapo), indican que a mitad del año 2014, en Nuevo León residían 1.6 millones de niños de 0 a 17 años de edad.

Expuso que en términos relativos representan 31.6 por ciento de la población total estimada para 2014.

“Cabe señalar que el monto de niños ha aumentado en las últimas décadas aunque su participación porcentual ha disminuido, en 1990 el número de niños ascendía a 1.3 millones y su proporción respecto del total era del 41.5 por ciento “, remarcó.

Lo anterior, señaló, se explica por las transformaciones sociales y económicas que durante el siglo pasado dieron origen a una mayor sobrevivencia y una reducción paulatina de la fecundidad.

Manifestó que son estos aspectos que provocaron un proceso de envejecimiento que se manifiesta en un aumento relativo de la población de mayor edad y en una menor participación porcentual de niños.