18 de septiembre de 2014 / 02:15 p.m.

Monterrey.- Desde 2011, las cárceles de Nuevo León ocupan el quinto lugar en sobrepoblación penitenciaria, y la tendencia no ha bajado.

El hacinamiento es de 50.44%, muy por encima de la media nacional y en algunos Centros de Readaptación Social (Ceresos) como el de Apodaca, los números rebasan mucho el caso, contando 79%.

Y aunque el penal de Mina, que tendría una capacidad de dos mil 500 reos, apoyaría a superar este déficit, el abandono en recursos para su construcción no avizora una pronta resolución al conflicto.

El censo del INEGI revela que de los 420 centros penitenciarios del país, 220, es decir, 52.3%, presentan sobrepoblación, los cuales albergan a 74% de los internos de México.

De estas 220 prisiones, 66 tienen únicamente población del fuero común y 154 tienen población del fuero común y federal.

En Nuevo León, la población total en 2013 era de 6 mil 108 internos, de los cuales 2 mil de los cuales no estaban aún sentenciados.

Aunque en su mayoría son delincuentes del fuero común (4 mil 146) también hay un buen número de reos federales, con aproximadamente mil 50.

En el Diagnóstico Nacional de Situación Penitenciaria, realizado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), califica la gobernabilidad de los penales en Nuevo León con un 3.80, lo cual le ubica en segundo sitio, sólo después de Tamaulipas.

La más baja calificación la obtuvo el penal de Apodaca; sobre este espacio señala que existen sobrepoblación y hacinamiento (número de internos que rebasan la capacidad instalada de las celdas) además de marcadas deficiencias en los servicios para mantener la salud de los internos (inexistencia de unidad odontológica, deficiente atención psicológica).

Además, en el penal del Topo Chico no hay una separación eficiente entre hombres y mujeres, y no existe prevención para atender incidentes violentos.

"Deficiencias en la existencia y capacidad de las instalaciones para el funcionamiento del Centro en el área varonil (ingreso, C.O.C., dormitorios, protección, locutorios, comedores, talleres, aulas, área de visita íntima, instalaciones deportivas, área médica, patio y área de sancionados).

"En cuanto al área femenil (inexistente área de ingreso, C.O.C., protección, locutorios, cocina, área médica y visita íntima; insuficiencia de dormitorios, comedores, talleres, aulas, instalaciones deportivas y área de sancionadas)".

Radiografía del delito

De los 6 mil 42 internos en los penales del estado que están por delitos del fuero común, 830 cometieron robo a negocio; 628 robo a vehículo y 395 delitos relacionados con la violencia familiar.

De los 1 mil 50 internos del fuero federal, 611, están bajo proceso por delitos contra la salud en todas sus modalidades; le siguen los delitos previstos en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, que son 299 y en tercer lugar, con 38 casos, se encuentran los delitos en contra de las personas en su patrimonio.

FOTO: Archivo

DANIELA MENDOZA / MILENIO DIGITAL