26 de febrero de 2014 / 12:02 a.m.

Monterrey.- Pese a los niveles de deuda que mantiene el Estado de Nuevo León, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz aseguró que el Programa de Ordenamiento y Fortalecimiento Integral de las Finanzas Públicas está cumpliendo su objetivo.

Señaló que desde que comenzó su aplicación el 20 de noviembre de 2012 se avanza positivamente en el manejo de recursos, y así lo constató el secretario de Hacienda, Luis Videgaray con quien se reunió el lunes.

"Nuevo León está haciendo lo que tiene que hacer para fortalecer sus finanzas por un lado y está manejando su deuda con responsabilidad; estamos alineados a lo que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público está marcando en ese propósito y vamos a seguir así hasta el último día de mi mandato", señaló.

Medina de la Cruz reconoció que es un reto fortalecer las finanzas del estado, y para ello se tomaron acciones extraordinarias como el POFIF, el cual continuará durante su administración, indicó.

Ayer Telediario dio a conocer que la deuda del estado se disparó en un 43.64 por ciento durante el último año cuando el Congreso autorizó a la entidad atraer más compromisos con lo que pasó de 23 mil 91 millones de pesos a 33 mil 171. 

Destaca que incrementó los recursos en servicios personales de los funcionarios de gobierno, sin embargo el gobernador dijo desconocer esta información.

"Necesito revisarlo para decirle si es así o no es así, porque en esto se manejan muchas cifras y muchos datos que en ocasiones no corresponden a la realidad, si ustedes nos dan unas horas podemos revisarlo y ver si esto realmente es así o no", señaló.

Esto se dio a conocer en el Informe Financiero al cierre de 2013.

SANDRA GONZÁLEZ