ALIZ VERA ZBORALSKA
23 de marzo de 2015 / 10:40 a.m.

Monterrey.- El próximo gobernador y los 51 alcaldes recibirán una herencia de una deuda de 64 mil 179 millones de pesos, deuda que incluye el compromiso a largo y corto plazo, de Agua y Drenaje, el Instituto de Control Vehicular y las autopistas.

La deuda de los municipios asciende a 5 mil 92 municipios, lo que convierte a Nuevo León en el cuarto estado más endeudado del país.

Monterrey, San Nicolás de los Garza, Guadalupe, San Pedro Garza García y Escobedo son los municipios que presentan mayor deuda, siendo Monterrey uno de los municipios más endeudados a nivel Nacional.

Para quienes lleguen a ocupar alguno de estos cargos públicos, si no quieren continuar endeudando sus municipios, deberán de evitar realizar obras extraordinarias, así lo aseguró la experta en Economía, Flavia Rodríguez.

"Mantengan el saneamiento de las finanzas y no quieran venir a hacer obras extra ordinarias y todo lo demás porque obviamente va a traer deuda" explicó la experta.

"Más vale que hagan pequeñas obras con sus ingresos, con ayuda de la Federación y que se mantenga en esos planes" sentenció.

Para sanear la deuda de Nuevo León se requerirá un plazo de 20 años, sin embargo, expertos aseguran que quienes queden al mando deberán tener personal capaz de mantener el control del gasto, a fin de no prolongar esta cadena de deudas que heredarán las futuras administraciones.