MULTIMEDIOS DIGITAL
30 de octubre de 2015 / 09:58 p.m.

Monterrey.- El edil saliente del municipio de Juárez, Rodolfo Ambriz, aclaró la situación que se vivió a las afueras del Palacio Municipal, luego de las acusaciones en su contra de que presuntamente, la camioneta en la que se retiró del lugar, pudo haber atropellado a una persona.

El alcalde dijo que luego de la ceremonia de toma de protesta de Heriberto Treviño, los manifestantes le bloquearon la salida, por lo que tuvo que esperar para poder desalojar el Palacio Municipal, junto con su familia.

“Yo logré salir de la presidencia, alrededor de las seis, seis y media de la tarde, pero literalmente nos tenían secuestrados”, dijo Ambriz.

Agregó que a su camioneta le quebraron un espejo retrovisor, le quebraron los parabrisas, además de un golpe muy grande con una piedra.

Ante las acusaciones de la gente acerca del supuesto atropello de dos personas, Rodolfo Ambriz fue tajante.

No atropellamos a nadie, en lo absoluto. Atropello no fue, las personas tiene que atenerse, ellas se quieren hacer pasar como víctimas, yo creo que no esperaban que fuéramos a salir, yo tengo que luchar por salvaguardar la integridad física de mis empleados, y de los ciudadanos que están, de manera voluntaria, haciendo sus diferentes trámites en el municipio”.

Por último, manifestó que sus funciones terminan hasta hoy a medianoche, por lo que estará atento a la situación en el municipio, e hizo un llamado al Gobierno del Estado y a las fuerzas policiales para que los apoyen en el fin de la administración y en el inicio del gobierno de Heriberto Treviño.