MULTIMEDIOS DIGITAL
23 de septiembre de 2015 / 11:16 a.m.

MONTERREY.- El tema del ‘apagón analógico’ no es sencillo. Para comprender por qué las televisiones “viejitas” -aquellas que físicamente identificamos porque ocupan más espacio que las ligeras pantallas- ya no van a funcionar, habría que repasar letra por letra qué es un espectro radioeléctrico, y cómo se comparta en el aire una onda electromagnética.

Los fabricantes de las nuevas televisiones no sólo se han preocupado porque el aparato sea más ligero y ocupe menos espacio. Sucede que se han adaptado al cambio tecnológico, y, los componentes que permiten que un televisor sea digital y no análogo, ocupan a su vez menos espacio dentro del mismo televisor.

Quizá después de todo, no es tan complicado entender que, la señal que llamamos ‘análoga’ es ya obsoleta frente a un competitivo sistema denominado ‘televisión digital terrestre’.

¿Por qué? La televisión análoga limita el número de canales que trasmitirse en una señal, mientras que la digital permite transmitir más canales de televisión abierta sin costo.

La señal digital se basa en el sistema ‘DVB’, que significa ‘Digital Video Broadcasting’, que ya se utiliza en Europa y que permite dar un orden al flujo de la señal para difusión de satélite, cable y terrestre, que además se adapte a cada modo de transmisión.

El apagón analógico en México se realiza de manera escalonada; comenzó en Tijuana y de apoco, de acuerdo al calendario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, se realiza en las demás ciudades.

En Monterrey y su área metropolitana, la fecha clave es este 24 de septiembre al minuto cero. Al hacer el ‘switch’ que apagará toda transmisión analógica, la señal de televisión sólo podrá ser vista por el sistema digital.

Pero las teles ‘viejitas’ aún tienen una última posibilidad, y esto es mediante un codificador que permitirá captar la señal digital.
En el momento en que se haga el ‘switch’, en las televisiones análogas solo se verá “lluvia”. Nunca más volverán a verse una imagen clara, una canción, una voz. Nada.