FRANCISCO ZUÑIGA
27 de diciembre de 2016 / 09:24 p.m.

GUADALUPE.- Los conductores que pasen por Guadalupe este fin de año se salvaron, pues no habrá operativos antialcohol porque no están acabadas las instalaciones de El Torito guadalupense proyectado para quienes son detenidos por conducir en estado de ebriedad.

Sin embargo, se mantienen los operativos Carrusel, anunció el alcalde Francisco Cienfuegos Martínez, y con ello esperan que se mantenga a la baja el índice de accidentes provocados por automovilistas ebrios.

Existen algunas especificaciones en cuanto al lugar donde deben ser resguardados los conductores alcoholizados, de modo que no se violenten sus derechos humanos, y es por ello que decidieron esperar. En los primeros días del mes de enero, se anunciará la apertura de El Torito, y entonces sí, se acabará la tregua.