ORLANDO MALDONADO
19 de abril de 2016 / 09:41 a.m.

Monterrey.- Aunque el viernes pasado dieron a conocer que ya alistaban el dictamen en conjunto con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) para hacer la declaratoria de sequía, el Gobierno del Estado aseguró que en la localidad no hay una emergencia para este tema.

Manuel González, secretario General de Gobierno, aseguró que esperarán a ver cómo queda la Secretaría de Fomento Agropecuario para ver si existe la necesidad o no de realizar dicha declaratoria de sequía.

El que Nuevo León tenga todavía agua considerable, sin precisar litros o tiempo del suministro, son los argumentos principales por el cual el funcionario Estatal consideró que aún no hay una problemática de sequía como tal.

"Estaremos revisando el reglamento de la Secretaría de Fomento Agropecuario y junto con ello las decisiones en torno a esto, no estamos en un momento de urgencia, siempre para esta zona será urgencia el agua, pero por ahora no está así, simple y sencillamente vamos a esperar a que la Secretaría de Fomento Agropecuario quede establecida como tal.

¿Qué criterios toman para considerar que aún no hay una problemática de sequía?

"Pues que hay agua todavía. No tengo los datos de eso (de cuánta agua haya), pregúntele de eso a Enrique Torres (director de Agua y Drenaje de Monterrey) o pregúntele al propio Gregorio Farías", respondió.

González aseguró que trabajan de manera coordinada con la Sagarpa para ver cuál es el estatus de esta problemática y saber las condiciones en que trabajan los productores.

Fue apenas el viernes pasado cuando en un comunicado el Gobierno del Estado informó que, en coordinación con la Sagarpa, inició el dictamen técnico de sequía del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).

"La actual Administración ha implementado medidas estructurales de manera permanente para impulsar obras y prácticas que favorezcan la captación, almacenamiento y uso eficiente del agua; así como para la recuperación productiva de suelo en las unidades agropecuarias del estado

"En Nuevo León los eventos de sequía son un fenómeno recurrente. Una de las sequías más prolongada en la historia reciente del estado se presentó en el periodo 2011-2012, donde en el primer año se registraron 310 mm, apenas un 53 por ciento de la media histórica", explicaron en el documento.

De acuerdo a la Conagua, añadieron, en el periodo de diciembre de 2015 a febrero de 2016 llovieron 32.7 mm, es decir, un 54 por ciento de la media histórica.

En marzo llovieron 36.5 mm, un 105 por ciento más de lluvia para la media de ese mes.

"Según las reglas de operación de la Sagarpa 2016, el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), determinó que 46 municipios del estado se encuentran en condición de sequía, todos pertenecientes al área rural, dictaminándose en desastre natural por sequía para el periodo diciembre 2015 – febrero 2016", explican en el texto.

Las principales presas del estado como La Boca, el Cuchillo, Cerro Prieto, aseguraron, presentan adecuados porcentajes de llenado: del 75.3 por ciento, 89.0 por ciento y 82.8 por ciento, respectivamente.

"Estos niveles no representan una condición de riesgo para el consumo humano de agua en el corto plazo.

"La actividad agropecuaria sí se vio afectada ligeramente en la agricultura de temporal por retraso de siembras y menores rendimientos y en la ganadería por la baja de la cobertura vegetal lo que implica afectación en el alimento para el ganado", concluye el comunicado.