SANDRA GONZÁLEZ
7 de diciembre de 2016 / 07:38 p.m.

MONTERREY.- La Secretaria de Educación, Esthela Gutiérrez, responsabilizó a los padres de familia de alarmar a la población y movilizar a los medios de comunicación cuando hay daños en las escuelas, pero descartó que sean robos.

Aunque Telediario ha constatado que los delincuentes entran a los planteles y dañan puertas, ventanas y otra infraestructura con el fin de buscar objetos de valor que en muchos de los casos ya no existen, la funcionaria dijo que estas son bromas de adolescentes.

De acuerdo con las cifras oficiales, son únicamente 22 robos en todo el año, aseguró.

Además aseguró que el material dañado se repone siempre que existe una denuncia pese a que en la mayoría de los casos, maestros y padres de familia alegan burocracia y pérdida de tiempo sin lograr recuperar los objetos dañados o robados.

Como medida de prevención para evitar robos durante esta temporada vacacional, la Secretaria de Educación recomendó dejar todo bien cerrado.

En algunos de los casos evidenciados, los ladrones abren boquetes en las paredes, fuerzan puertas y protectores para lograr su cometido.